¿Es justo imponer el Texto Recibido de Scrivener Sobre la Reina-Valera?


Agosto 17, 2009

por Donald Heinz


Calvin George hace ésta muy buena pregunta en su página de web www.literaturabautista.com, y luego cambia el tema a la perfección de las traducciones de la Biblia para llegar a la conclusión incorrecta. Esta es una técnica común y eficaz de debate, pero no es una buena forma de llegar a conocer la verdad. Según Dean Burgon éstas dos cosas, usar el Texto Recibido cómo estándar y hablar de la ‘perfección’ de la Escrituras, son muy distintas. Si uno lee la Revisión Revisada escrito por Burgon, se da cuenta de esto. Aunque Scrivener y Burgon no tenían la opinión de que la King James o el Texto Recibido eran ‘perfectos’ en el sentido que no se puede cuestionar ni una jota en una copia, lo siguiente es lo que creían en cuanto al tema de evaluar manuscritos con el Texto Recibido…


Necesitamos tener un estándar para probar — conque podamos comparar — Manuscritos. Lo que es más (permitirme asegurarle,) hasta el fin del tiempo probablemente será la práctica de los escolares el comparar los MSS. del N. T. con el ‘Texto Recibido.’ Las discrepancias desesperados de los cinco “unciales viejos” no pueden ser más convenientemente expuestas, que por referir cada uno por turno a un texto estándar común. Y, — ¿Qué estándar más razonable y más conveniente que el Texto que, por la buena Providencia de Dios, fue universalmente empleado a través de toda Europa por los primeros 300 años después del invento de la imprenta? siendo prácticamente idéntico con el Texto que (como usted mismo admite) estuvo en uso popular al fin de tres siglos de la fecha de los sagrados autógrafos mismos: en otras palabras, teniendo más que 1500 años de edad.


Mediten bien en las palabras de este gran defensor del Texto Recibido. Está diciendo que el Texto Recibido ES el estándar, quiera o no. Además, dice que es prácticamente “idéntico” con el Texto usado tres siglos después del original. Dice que el Texto Recibido es el Texto preservado por Dios, y universalmente aceptado en Europa entre los escolares por 300 años. O sea, el Texto Recibido es una autoridad de muy gran importancia y sirve como un estándar para la evaluación de aún el valor de los manuscritos siendo descubiertos en el siglo IXX.


Cuando Burgon se refiere a los “unciales viejos,” se está refiriendo al hecho de que Wescott y Hort basaron todas sus críticas sobre una minoría de los manuscritos viejos ( ,אA, B, C, D). Con más que cinco mil manuscritos disponibles ellos se apoyaron sobre solamente cinco textos más viejos que difieren entre sí miles de veces sólo en los evangelios. Es por eso que Burgon, Scrivener, Hill, y muchos otros eruditos entendieron que el Texto Recibido es mucho superior al Texto Crítico. Y cuando un manuscrito no concordaba con él, ellos dudaban del manuscrito, no el Texto Recibido. Podemos hacer lo mismo con la Biblia en español. Cuando no concuerda con el Texto Recibido en el Nuevo Testamento o el Texto Masorético en el Antiguo Testamento, debemos dudar su precisión, y buscar la razón por la cuál difiere.


Entonces, primero, cuando un texto no concuerda con el Texto Recibido, debemos evaluarlo. Primero, debemos ver si existe una diferencia en los Textos Recibidos. Los Textos Recibidos más disponibles hoy son tres: él de Estéfano de 1550, él de Beza de 1598, y él de Scrivener de 1894. El mayor ejemplo de esto podría ser Lucas 2:22. Se supone que en una de la ediciones de Estéfano (no la de 1550), el TR usaba “autov” (de ellos) en vez de “autes” (de ella). Pero era una edición de Estéfano, y no la más respetada. Además, el original Reina Valera no lo tenía así. También, el Texto Crítico actual prefiere esta diferencia, y las autoridades citadas son principalmente los cinco unciales viejos, que son los manuscritos más corruptos. Finalmente, los revisores de la RV60 nos advirtieron que hicieron cambios según el Texto Crítico con la intención de no volver al Texto Recibido (El Texto del NT, Flores, pg. 232). Entonces, la evidencia indica que el motivo para el cambio no fue un simple diferencia entre los Textos Recibidos. En realidad escogieron la diferencia textual crítica por su afinidad con el Texto Crítico. Bajo éstas circunstancias y evidencia debemos rechazar un cambio así.


Y el hecho que la Reina Valera 1960 difiere con el Texto Recibido en muchos lugares es una gran preocupación, especialmente cuando consideramos que las revisiones anteriores se apegaban más al Texto Recibido. ¿Cuál es el motivo de cambiar? Calvin George parece estar abogando para precaución para no pasar por alto un cambio “necesario” en la Reina Valera que la haría “más correcta.” Pero, lo que en realidad está haciendo es defendiendo la corrupción de la Reina Valera con lecturas del Texto Crítico. El dice que cree que el TR es el Texto más confiable, y solamente debemos aceptar cambios fundamentados en un estudio equilibrado de la evidencia textual de los manuscritos. Sin embargo, no lo hace. El no ofrece en ninguna parte una evidencia convincente. De repente ofrece un texto antiguo como la Peshitta o la Biblia Gótica, pero nunca un volumen de evidencia que puede convencer que el cambio se basa en una crítica textual bíblica y conservadora (o fundamental).


Entonces, todavía debemos apoyarnos en el Texto Recibido para hacer nuestras evaluaciones. Esta ha sido la posición de los que creen que Dios preservó su Palabra a través de los siglos, como dice Dean Burgon. Y es la posición más defendible, bíblicamente hablando. El Texto Recibido se puede y se debe usar para evaluar traducciones y revisiones de la Palabra de Dios porque es la Palabra providencialmente preservada según las promesas de las Escrituras.


Donald Heinz sirvió como misionero en Chile por mas de 20 años.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo