top of page

¿FUE LA SEPTUAGINTA LA BIBLIA DE CRISTO Y LOS APÓSTOLES?


LA VERDAD SOBRE LA SEPTUAGINTA CORRUPTA TAMBIÉN CONOCIDO COMO EL LXX


Por

Dr. Phil Stringer


Traducido al español por C.A. Donate

1ra Edición

2006

Todos los derechos reservados.


¿FUE LA SEPTUAGINTA LA BIBLIA DE CRISTO Y LOS APÓSTOLES?

SABIDURÍA CONVENCIONAL


La sabiduría convencional[1] es aquella forma de opinar que sabe quedar bien con la teología y la política. La misma dice que Cristo y los apóstoles regularmente usaban la Septuaginta, que es una traducción en Griego del Antiguo Testamento. Supuestamente leían de ella, y sus citas del Nuevo Testamento eran tomadas de la misma.


¿En qué se basa este argumento? ¿Dice Cristo que citó él de la Septuaginta? ¿Acaso los apóstoles dijeron que la estaban usando? ¿Fue mencionada la Septuaginta alguna vez por Cristo o los apóstoles? La respuesta a estas preguntas es "¡no!". Pese a esto, la sabiduría convencional insiste en afirmar que Cristo y sus apóstoles usaron la traducción Griega.


Por ejemplo, "Cristo citaba de la Septuaginta frecuentemente. La Septuaginta, cuya fecha data alrededor de 250 á 160 AC, es una traducción del Antiguo Testamento en Griego. Cristo la usó frecuentemente en Sus citas y referencias del Antiguo Testamento. El uso de la Septuaginta fue extenso en los días de Cristo". (Roberto Lightner, The Savior and the Scriptures, página 13)


"La Septuaginta fue la Biblia de Cristo y los apóstoles, y usualmente citaron de ella". (Ira Price, The Ancestry of Our English Bible, página 182)


"La Septuaginta es la traducción más antigua de la Biblia Hebrea, ya que constantemente fue citada por los escritores del Nuevo Testamento..." (Diccionario Bíblico de Smith, página 432)


"Fue la Biblia de la mayoría de los escritores del Nuevo Testamento". (International Standard Bible Encyclopedia, página 2,724)


Docenas, y probablemente cientos de otras fuentes podrían ser citadas. Pero, ¿cómo pueden saberlo? ¡Ni siquiera Cristo o sus apóstoles dijeron que estaban citando de la Septuaginta! ¿Porqué es la idea que Cristo y sus apóstoles usaron la Septuaginta la sabiduría convencional de nuestro día?


¿PORQUÉ HAY TANTOS "ERUDITOS" TAN DEDICADOS A LA SEPTUAGINTA?


Los Libros Apócrifos


¿Porqué hay tantos eruditos determinados a creer que Cristo y sus apóstoles usaron la Septuaginta?


De hecho, esta idea es empleada para apoyar muchas creencias anti-bíblicas.


La Iglesia Católica Romana hace uso de la idea que Cristo citó de la Septuaginta para justificar la inclusión de los libros Apócrifos en sus Biblias. Su razonamiento se expresa de la siguiente manera: "Cristo usó y honró la Septuaginta; la Septuaginta incluye los libros Apócrifos, así que Cristo honró y autorizó los Apócrifos." Dado el hecho que no existe ningún manuscrito del Antiguo Testamento en Hebreo que incluya los libros Apócrifos, la Septuaginta se convierte en la única fuente para los Católicos en justificarlos e incluirlos en su canon. Muchos Reformistas y Luteranos escribieron extensamente refutando la validez de la Septuaginta.


Una enseñanza Católica que aparece en el Internet reza de la siguiente manera: "Yo confío en la versión del Antiguo Testamento que amó Pedro y Pablo." Esto aparece en una lección titulada "El Canon de la Biblia y la Septuaginta." La única razón ofrecida para aceptar los libros Apócrifos es que Cristo y sus apóstoles citaron de la Septuaginta. Otra cita dice: "Permítame reiterar que la versión de las Escrituras con más de 300 años de existencia, la Septuaginta, fue aceptada por Mateo, Marcos, Lucas, Juan, y Pablo, evidenciado por más de 300 referencias al Antiguo Testamento en sus escritos novo testamentarios, y la Septuaginta incluye siete libros y partes de Ester y Daniel que fueron removidos de las Biblias Protestantes algunos 1,600 años después del nacimiento de Cristo." Casi que cada "prueba" dada en sus declaraciones está incorrecta pero a la vez demuestra el porqué el Catolicismo Romano está tan aferrado a la Septuaginta.


"LA BIBLIA A MI MANERA"


La Septuaginta es una traducción débil del Antiguo Testamento. Hay muchas similitudes con la "Revised Standard Version" o aun la "Living Bible"[2] que con la Biblia "King James". Se usa muchas veces para enseñar en contra de la doctrina de la inspiración verbal. Se usa para justificar el método de traducción conocido como "equivalencia dinámica" en lugar del más tradicional método conocido como "equivalencia formal", la que se basa en el concepto de la inspiración verbal.


Después de todo, si Cristo no le dio importancia específicamente a las palabras de las escrituras, ¿porqué debemos de hacerlo nosotros? Por ejemplo, vea el libro The Nature and Authority of the Bible, por Raymond Abba, página 106. Si Cristo usó la Septuaginta entonces usted puede traducir la Biblia con sus propias palabras sea parafraseándola o haciendo su propia traducción. Usted se convierte en Dios y puede sacar su propia interpretación privada ya que usted se convierte en su propia regla y su propia fuente de autoridad.


¿PORQUÉ EVANGÉLICOS?


Es fácil ver como la Iglesia Católica Romana y modernistas sean muy devotos a la idea que Cristo usara la Septuaginta. Pero ¿porqué hay tantos evangélicos aferrados a la misma idea de la cual no pueden ofrecer alguna explicación? La respuesta es muy sencilla: Muchos evangélicos, en su orgullo, valorizan la idea de ser aceptados como "eruditos" y "educados" por el mundo, los Católicos y los modernistas. Es un hecho que Católicos y modernistas se burlan de alguien llamándoles "ignorantes" o "sin erudición" si no cree que Cristo usó la Septuaginta. Si usted les pregunta que cómo saben que Cristo usó la Septuaginta, ellos le atacarán, muchas veces con insultos, pero nunca le responderán su pregunta.


Hay demasiados evangélicos que buscan ser aceptados por el mundo. Ellos sustituyen la sabiduría convencional con la tarea de hacer sus propias investigaciones y sacar sus propias conclusiones.


Se declaran eruditos, pero sólo repiten lo que otros dicen sin ellos hacer sus investigaciones. ¡Su actitud es de condescender cuando se les preguntan cosas a las cuales no pueden responder!


La evidencia claramente refuta la idea que la traducción en Griego del Antiguo Testamento, llamada Septuaginta, fuera usada por Cristo y sus apóstoles.


¿QUÉ ES LA SEPTUAGINTA?


Según la definición del libro General Biblical Introduction: From God to Us, por M.S. Miller, página 220, la Versión Septuaginta es "una traducción del Antiguo Testamento Hebreo al lenguaje Griego para los Judíos que hablaban ese idioma y vivían en Alejandría, y todo Egipto, y tal vez en los países vecinos. Se le llama comúnmente La Septuaginta, ó LXX (70) por sus siglas numerales en Griego. A veces se le llama la Versión Alejandrina."[3]


Pero ¿porqué Cristo, predicándole a los Judíos de Palestina, usaría una versión del Antiguo Testamento en Griego que fue diseñada para los Judíos de Alejandría, Egipto?


La existencia de esta traducción se basa en una carta llamada "Carta de Aristeas". Esta carta fue mencionada por Aristóbulo cuando se dirigía a Faraón Tolomeo, cerca del año 182 – 146 AC, Filón (40 DC), y Josefo (70 DC) También a ella se refieren varios autores de la era Cristiana primitiva. A parecer, Aristeas era un alto oficial de la corte del Rey Egipcio Tolomeo Filadelfo. Según la carta, al bibliotecario oficial Demetrio Falario, se le sugiere que sería bueno tener una traducción del Antiguo Testamento en Griego en la biblioteca real en Egipto. Es en aquél entonces que el Rey manda a los Judíos que vivían en Alejandría (incluyendo Aristeas) a Jersusalem para conseguir ayuda. Según la "Carta de Aristeas", se mandaron escribas a la isla de Faros. No dice la carta si entre los escribas iban algunos eruditos. Cada uno de los escribas hizo su propia traducción de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. Cada una de las 72 traducciones fueron idénticas luego de 72 días de trabajo. Esto, alegan ellos, ¡comprueba que los traductores de la Septuaginta fueron inspirados por Dios!


Claro que nadie hoy cree que este cuento es verídicamente cierto, pero aun así muchos basan sus doctrinas de las Escrituras en ella. Los señores Roy Becham y Kevin Bauder, en su libro titulado en inglés One Bible Only? lo llaman "una mezcla de hechos y ficción" en la página 29. Geisler & Nix, en la obra titulada A General Introduction to the Bible dicen, "Los detalles tras esta historia son indudablemente ficticios pero la carta sí relata el hecho de que la LXX fue traducida para Judíos que hablaban el Griego en Alejandría (página 308).


Sin embargo, si la historia es "ficticia" entonces no hay ninguna información verídica sobre el origen de la Septuaginta. No hay otra referencia histórica a la traducción del Antiguo Testamento en Griego en Alejandría. Todas las demás referencias son solamente una repetición del cuento original de la "Carta de Aristeas".


En el libro titulado, The Introduction to the Septuagint, pg. ii, a modern printing of Origen´s Septuagint, declara que "la Carta de Aristeas no es digna de tomarse en cuenta excepto por el valor mitológico que pueda atribuírsele a la autoridad que la LXX supuestamente tiene."

También dice (p.i), "Ninguna información que nos indique el tiempo y el lugar en que se produjo esta supuesta traducción antigua existe, ni hay evidencias de su autoría..."


El libro titulado The New Schaff-Herzog Religious Encyclopedia Vol. II, p.117 admite: "De su existencia previa a la era Cristiana casi nada se sabe." No hay referencias históricas de la Septuaginta antes de los tiempos de Cristo excepto la "Carta de Aristeas". Aristóbulo, Filón, Josefo, y todos los escritores de la era Cristiana primitiva hacen referencia al mismo cuento. ¡Un cuento que nadie cree hoy en día!


Por alguna razón la obra de estos Setenta-y-dos hombres comenzó a llamarse LXX ó la Versión de los Setenta. ¿Porqué Setenta en vez de Setenta-y-dos? No hay una clara explicación para esto. La falta de una clara explicación no es inusual en este cuento.


AUTORES CRISTIANOS DE LA ERA PRIMITIVA


Los que apoyan la teoría que "Cristo usó la Septuaginta" a menudo hacen referencia a los autores Cristianos de la era primitiva como prueba que Cristo y los apóstoles usaron la Septuaginta. Nombres como Justino Mártir, Ireneo, Tertulio, Cirilo de Jerusalem y Agustino son algunos de los mencionados. Los autores citados pueden ser hallados en los Padres Ante Nicenos o Post Nicenos.


Cada uno de estos hombres mencionaron "La Carta de Aristeas". Todos la aceptaron como verídica. Todos creyeron que Dios había inspirado una traducción Griega del Antiguo Testamento o a lo menos, una traducción al Griego del Pentateuco. ¿Creen en la leyenda de la "Carta de Aristeas" cualquiera que cita a estos hombres? Al usar la Septuaginta, los autores Cristianos primitivos no añaden nada nuevo a lo que ya sabemos de Cristo. Si usted no cree en el cuento legendario de la "Carta de Aristeas" entonces estos autores no añaden nada nuevo a la discusión.


Uno de los autores de la era primitiva que rara vez es citado es Jerónimo, un contemporáneo de Agustino. Este quiso ver una nueva traducción al Latín del Antiguo Testamento Hebreo. Él y Agustino intercambiaron ideas al respecto. Agustino, sin embargo, se opuso al uso del Hebreo porque creyó que el Griego fue "inspirado".


Jerónimo entendió que la Septuaginta en su día fue invento de Orígenes. ¡También creyó que Orígenes usó varios manuscritos Griegos, y que todos eran corruptos! ¡Disputó con Agustino su aserción de que los apóstoles con frecuencia citaron de la Septuaginta! Señaló que sus citas regularmente no concordaban con ninguna versión de la Septuaginta o cualquier otro Nuevo Testamento Griego.


El libro clásico de H.S. Miller (General Biblical Introduction: From God to Us, página 222) dice que Jerónimo fue el primero en desafiar la sabiduría convencional de su día sobre la "Carta de Aristeas." Miller sigue diciendo que la "Carta de Aristeas" no solamente fue puesta en duda, sino negada fehacientemente, y posteriormente defendida por pocos o ningunos."


Esta claro que aquellos que llaman la Septuaginta hoy día no tiene nada que ver con la "Carta de Aristeas." Lo que llaman hoy día la Septuaginta es obra de Orígenes (Adamancio) que vivió 200 años después de Cristo.


Los que abogan por la teoría que "Cristo usó la Septuaginta" son prestos a descartar los señalamientos mencionados al replicar que es propaganda de los defensores de la Biblia del Rey Jaime (KJV). Un escritor dijo, "¿Porqué los defensores de la posición "King James" Only están tan aferrados en fijar la fecha conclusiva de la Septuaginta al final de los escritos Neo Testamentarios? Es porque la Septuaginta no es idéntica a las escrituras Hebreas de donde se tradujo la Biblia "King James", pero Cristo y sus apóstoles a menudo citaron de ella." Ese ataque en contra de los creyentes en la Biblia del Rey Jaime ignora el testimonio del Siglo IV de Jerónimo. La historia del desarrollo de la Septuaginta no es nada novedoso.


En 1588, veintitrés años previos a que se publicara la Biblia del Rey Jaime, el señor Guillermo Whitaker escribió: "Los hombres estudiosos cuestionan si una versión extenuada Griega de las Escrituras es o no la versión usada por los setenta ancianos. La opinión más sana por aquellos que determinan la veracidad de la Septuaginta parece ser que la misma está totalmente perdida, y que el texto Griego como lo tenemos hoy día es un documento mezclado y miserablemente corrompido. Aristeas decía que la versión Septuaginta estaba conformada exactamente a los originales Hebreos, para que cuando se leyera y se examinara diligentemente por jueces doctos, se aprobara altamente para uso general. Pero la que tenemos acá difiere sorprendentemente del Hebreo, como también en otros lugares y libros, especialmente en los Salmos de David." (Guillermo Whitaker, Disputations on Holy Scripture, 1588, página 121; Edición Soli Deo, 2000)


El Sr. Whitaker era el defensor por excelencia de la doctrina Protestante de las Escrituras contra el Catolicismo en su día. También escribió:


"De estos y otros innumerables ejemplos de lo mismo podemos coincidir que la versión Griega que ha sido transmitida a nosotros hasta el día de hoy no fue la misma que fue publicada por los setenta ancianos Judíos; o que ha sufrido tantas corrupciones vergonzosas que ya no posee ninguna autoridad. Aun el mismo Jerónimo no tuvo la traducción Griega de los setenta intérpretes en su forma más pura, ya que a menudo se quejaba en sus comentarios que lo que tenía estaba errado y corrupto." (Disputations on Holy Scripture, p. 122)


Esto no es propaganda de los que sostienen la posición ""King James" Only"[4]; es una sana evaluación histórica.


En su libro titulado The Ancestry of Our English Bible, el Sr. Ira Price menciona varios manuscritos importantes de la Septuaginta en las páginas 52 al 80. Cada uno de esos manuscritos, con excepción de los fragmentos de la colección John Rylands, pertenece a la versión de Orígenes de la Septuaginta, misma que fue producida mucho después del Nuevo Testamento. Cada manuscrito fue producido por lo menos 200 años después del Nuevo Testamento, y no como alegan los eruditos. "Empero el manuscrito más extenuado de esta versión (Septuaginta) se remonta al año 350 DC." (H.S. Miller, General Biblical Introduction, página 120)


LOS ROLLOS DEL MAR MUERTO


A los "eruditos" les encantan decir que los Rollos del Mar Muerto prueban la legitimidad de la Septuaginta. De hecho, la frase "...los Rollos del Mar Muerte prueban..." se usa para justificar un sin número de ideas que no tienen nada que ver con los Rollos del Mar Muerto.

De hecho, no hay ni siquiera un sólo pasaje del Antiguo Testamento en Griego hallado entre los Rollos del Mar Muerto. Nada de la Septuaginta en estos rollos. No existen citas de la Septuaginta o alguna referencia a ella. Nada de los Rollos del Mar Muerto menciona la Septuaginta. Todos los Rollos del Mar Muerto están escritos en Hebreo o en Arameo.

Algunos de los libros del Antiguo Testamento encontrados entre los Rollos del Mar Muerto no cuadran con el Hebreo del texto tradicional. Algunos eruditos llaman a estos manuscritos Hebreos "La Septuaginta Qumrán." Sugieren que estos manuscritos fueron parte de la Septuaginta traducida de reverso al Hebreo. No hay referencia de esto en cualquiera de los rollos o en cualquier otra parte de la historia. Entonces, ¿porqué lo creen? La respuesta es porque quieren creer que así fue. ¡No hay tal cosa como una Septuaginta Qumrán!

Los Rollos del Mar Muerto si comprueban que el "lenguaje sagrado" de los Judíos (aquél que se usa en sermones, ritos, y comentarios) en Palestina durante el tiempo de Cristo fue el Hebreo, no el Griego.


FRAGMENTOS EN GRIEGO


Una de las evidencias más sugeridas para una traducción Septuaginta antes de Cristo es la existencia de cuatro fragmentos que contienen versos del libro de Deuteronomio. Estos fragmentos de manuscritos datan de un periodo antes de Cristo y son los únicos manuscritos en Griego de cualquier parte del Antiguo Testamento jamás hallados que preceden los tiempos de Cristo.


Los primeros tres fragmentos de manuscritos conocidos como "Papiros Rylands 458" se hallaron juntos, y contienen Deuteronomio 23; 25:1-3; 26: 12, 17, 19 y 28:31-33. Un cuarto fragmento se halló en la ciudad de Fouad, Egipto, y repite los mismos versos pero además agrega Deuteronomio 32:7.


Ninguno de los escritores del Nuevo Testamento jamás cita cualquiera de estos pasajes y por tanto no se puede comprobar cuál Biblia usó Cristo y los apóstoles.

Estos son los únicos manuscritos del Antiguo Testamento Griego que predatan el tiempo de Cristo. Lo único que comprueban es que alguien había traducido parte del libro de Deuteronomio al Griego antes de 150 AC. Dado el hecho que estos pasajes no fueron citados por nadie, se hace imposible comprobar quién usó esta traducción y cuán popular era.


LA OBRA DEL PROFESOR KAHLE


El Profesor Pablo Kahle (n.1875-m.1964) desafió la sabiduría convencional de la teoría de la Septuaginta. No fue un defensor de la posición "King James" Sólo." Fue un profesor Alemán en Estudios Orientales. Fue además un reconocido erudito de idiomas del Medio Oriente.


El Profesor Kahle simplemente rehusó aceptar la leyenda de la "Carta de Aristeas." Se refirió a ella como "propaganda." Rehusó seguir la corriente de su tiempo que trata la "Carta de Aristeas" como ficticio, pero históricamente autoritativo a la misma vez.


La teoría de Kahle declara que lo que tenemos hoy en cuanto a la Septuaginta no es más que un resultado de querer estandarizar una traducción Griega del Antiguo Testamento. Esto sucedió 150 años después del tiempo de Cristo y los apóstoles. Creyó que varios fragmentos de manuscritos junto con varias traducciones parciales pudieron haber sido consultadas. Halló una poca evidencia para una traducción del Pentateuco al Griego antes de Cristo pero creía que nada tuvo que ver con la "Carta de Aristeas." (Vea el libro titulado The Romance of Bible Scripts and Scholars, Prentice Hall, 1965, página 16)


Claramente rehusó creer en un prototipo para una Septuaginta de Orígenes. No le vio ningún motivo para pensar que Cristo y sus apóstoles citaran de la Septuaginta, que de todos modos no apareció hasta después de 150 años.


La mayoría de "eruditos" de la Septuaginta rechazan la teoría de Kahle. No encaja con su noción preconcebida de la Septuaginta o con sus necesidades teológicas. Simplemente le dan caso omiso, pese a que no pueden refutarlo.


De hecho, el Sr. Federico Kenyon escribe, "Debe admitirse que el Dr. Kahle nos ofrece un duro argumento." La teoría del Dr. Kahle cuadra con lo registrado por Jerónimo.


EL ANTIGUO TESTAMENTO GRIEGO — LO QUE REALMENTE SUCEDIÓ


Los Judíos se esparcieron a través de los reinos Griegos del Medio Oriente. Al crecer el imperio Romano por toda esa región, la dispersión Judía incrementó.


Algunos Judíos, conocidos como "Helenistas" (o "Grecianos"), adoptaron el estilo de vida de Grecia como lo había hecho casi todo el imperio Romano. Algunos de estos Judíos comenzaron a usar el Griego como su idioma principal. Fueron representados en los círculos religiosos por los Saduceos. Algunas comunidades Judías comenzaron a adoptar el lenguaje Griego, incluyendo la mayor parte de la comunidad Judía en Alejandría, Egipto. Algunos historiadores han estimado que una tercera parte de Alejandría era Judía.


Muchos que apoyan la teoría que "Cristo usó la Septuaginta" enseñan que todos los Judíos usaron el Griego como su lenguaje primordial y como su lenguaje sagrado. Por esto dicen que Cristo y sus apóstoles usaron un Antiguo Testamento Griego. Esta declaración va absolutamente en contra de toda evidencia histórica. Fuera de Alejandría y otras comunidades más retiradas, el número de Judíos que usaron el Griego como idioma primordial era muy pequeño.


El lenguaje primordial de los Judíos era el Arameo. Este lenguaje se asocia con el Hebreo del Antiguo Testamento. Según el testimonio unánime del Misne Judío, y los Tárgums, el lenguaje de las sinagogas y los rabinos de Palestina era el Arameo. Ningún Antiguo Testamento Griego pudo haber sido aceptado entre los Judíos de Palestina.


Hubo una traducción del Antiguo Testamento en Arameo que fue común entre los Judíos. Se llamaba el Tárgum de Ónkelos. Fue impreso en el año 1517 por el Cardinal Jiménez, quien además publicara la Políglota Complutense.


Solamente en lugares remotos de la dispersión hubo una demanda por un Antiguo Testamento Griego. Probablemente hubo varios intentos por traducir partes del Antiguo Testamento en Griego.


Según la "Carta de Aristeas", Filón Josefo y otro escritor llamado Aristóbulo, una traducción de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento fue traducida en Alejandría. Alejandría era uno de los pocos lugares en donde una demanda por una traducción al Griego del Antiguo Testamento se pudo haber dado. Estos escritores mantuvieron la idea de que esta versión se apegó mucho al Hebreo Pentateuco, que son los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. Sin embargo, la traducción conocida ahora como la Septuaginta no se parece al Hebreo en nada.


Los fragmentos de los manuscritos de John Rylands aparentemente provinieron de una traducción previa a la era Cristiana del libro de Deuteronomio.


Alguien se inventó la historia de la leyenda de los 72 ancianos para poder darle credibilidad a una traducción Griega, posiblemente alguien de Alejandría. Filón, (algunos dicen que fue él quien se inventó la leyenda) y Josefo promovieron la leyenda. Eventualmente alguien expandió la historia para que incluyera todo el Antiguo Testamento. Cuando alguien usaba una traducción en Griego de alguna porción del Antiguo Testamento, lo llamaban "la Septuaginta" para poderla conectar a la leyenda de una traducción Alejandrina "inspirada".

Algunos de los líderes Cristianos de la iglesia primitiva creyeron el mito. Traducciones en Griego de todo el Antiguo Testamento comenzaron a aparecer por todo el Medio Oriente. Alrededor del año 140 DC, una traducción Griega fue producida por Aquila. Según Jerónimo, éste había sido instruido bajo el famoso rabino Akiba entre los años 95 DC a 135 DC. Esta traducción, hecha después del Nuevo Testamento, obstruye a propósito aquellas profecías del Antiguo Testamento que hablan de Cristo que están cumplidas en el Nuevo Testamento. Por este motivo, halló cierta aceptación entre los Judíos. Claro está que no incluyó los libros Apócrifos, ya que de haberlos incluido, no hubiera sido aceptado por los Judíos. Algunos escritores se refieren a la traducción de Aquila como "la Septuaginta" o "una Septuaginta". No existe en la actualidad ninguna copia extenuada de este texto.


Teodoción, alrededor del año 180 DC, presentó una traducción del Antiguo Testamento. Este hombre era un Cristiano "ebionita", que quiere decir que perteneció a una secta herética que negaba la deidad de Cristo[5]. La esposa de Mahoma fue una Cristiana "ebionita". Ella logró persuadirlo a creer que los "espíritus" que le hablaban eran ángeles, y no demonios.


Teodoción alegó haber corregido la Septuaginta original. Pero, ¿cómo se corrige a una traducción supuestamente inspirada? También oscurece el sentido de muchas profecías del Antiguo Testamento relacionadas a Cristo. Dado el hecho que él escribía para una audiencia no Judía, Teodoción incluyó algunos de los libros Apócrifos. Su obra fue conocida también como "la Septuaginta" o como "una Septuaginta".


Un tercer traductor se llamó Simaco. También fue un ebionita. Este hombre produjo una traducción Griega alrededor del año 211 DC. Sin embargo, Simaco no incluyó los libros Apócrifos. A su obra también se le llamó "la Septuaginta" o "una Septuaginta".


Orígenes Adamancio trabajó por "restaurar" la Septuaginta entre los años 220 á 240 DC. Este hombre alegó que habían la misma cantidad de traducciones Griegas como de manuscritos. Al ocuparse en su restauración, tenía a la mano las traducciones de Aquila, Teodoción, y Simaco. También dijo haber tenido dos más traducciones Griegas halladas en un vaso, y por lo menos dos más copias de la verdadera Septuaginta, pero "corruptas".


Claro está que Orígenes poseía el Nuevo Testamento. Escribió comentarios de cada uno de los libros del Nuevo Testamento. Comparó estos manuscritos Griegos y creó su propia versión de la Septuaginta. Como lo declara la enciclopedia famosa llamada International Standard Bible Encyclopedia en la página 2,276: "Fue Orígenes quien dijo haber podido darle a la iglesia el texto verdadero del Antiguo Testamento con su significado verdadero."


Orígenes claramente creía que las profecías del Antiguo Testamento se refirieron a Cristo. Trabajó fuertemente en hacer encajar el Antiguo Testamento con el Nuevo, aun cuando en veces no se podía.


Su Septuaginta es aquella a quienes la gente llaman "la Septuaginta." No hay ninguna copia de alguna Septuaginta de Alejandría para poder compararla a esta otra. No hay manera de saber cuánto de la Septuaginta de Orígenes fue inventado por él.


Algunos escritores se han quejado de los que señalan la Septuaginta de ahora como invento de Orígenes. Ante este señalamiento ellos dicen que es propaganda de la posición "King James" Only." Sin embargo, los eruditos tales como Ira Price, H.S. Miller, Federico Kenyon y el Sr. Gleason Archer no son de ésta posición "fanática", pero aun así reconocieron que el documento llamado "Septuaginta" es obra de Orígenes. Esto simplemente es historia. La enciclopedia llamada New Schaff' Herzog Encyclopedia se refiere a la Septuaginta de Orígenes como "la supuesta Septuaginta" en su volumen #2, y página 116.


La Enciclopedia Británica en el volúmen #5 y página 63 declara que el texto de la Septuaginta se encuentra en algunos pocos manuscritos, aunque estos no sean del todo confiables. El más conocido de estos es el Códice Vaticano (también conocido como "B") y el Códice Sinaítico (también conocido como "S") ambos provenientes del Siglo IV, y el Códice Alejandrino (también conocido como "A") del Siglo V. Todos estos textos recientes son parte de la Septuaginta de Orígenes.


El diccionario bíblico Smith´s en la página 432 declara de la Septuaginta que "ha venido a nosotros bajo una condición de gran corrupción, lo que imposibilita determinar quienes fueron sus autores originales."


En el Siglo IV, Jerónimo se quejó que las únicas ediciones de la Septuaginta disponibles eran aquellas que Orígenes había producido. Dijo que Orígenes había "tomado prestado" cosas para insertar a su Antiguo Testamento. Cuando escritores como Ireneo y Justino Mártir (quien había escrito antes que Orígenes) se refirieron a la Septuaginta, no tenemos idea de qué versión Griega estaban hablando. No existen hoy.


La Septuaginta de Orígenes fue popularizada por Eusebio. Como resultado, "evidencia de lecturas provenientes de la Septuaginta antes de los tiempos de Orígenes han quedado enredadas o perdidas." (Citado por Ira Price, The Ancestry of Our English Bible, página 79)

Hoy, cuando los eruditos hablan de la Septuaginta, sólo se refieren a una traducción hecha posteriormente al Nuevo Testamento por un comentarista famoso del Nuevo Testamento.


EVIDENCIAS DE QUE CRISTO JAMÁS USÓ NINGUNA DE LAS VERSIONES DE LA SEPTUAGINTA


La Ley, los Profetas, y los Salmos

Cristo constantemente se refiere a la división del Antiguo Testamento Hebreo: La Ley, los Profetas y los Salmos. Busque Mateo 7:12; 11:13 y 22:40. Luego busque Lucas 24:27 y 44 como ejemplos. Ninguna versión de la Septuaginta contiene tal división. La Septuaginta de Orígenes presenta el Antiguo Testamento en un orden completamente distinto con los libros Apócrifos intercalados entre ellos[6]. Cristo tomó por demás el hecho de que Sus oidores usaron un Antiguo Testamento con la división clásica hallada en la Biblia Hebrea.


Proverbios 30: 5 – 6

El testimonio de Proverbios 30: 5-6 es claro: "Toda palabra de Dios es pura; Es escudo a los que en él esperan. No añadas a sus palabras, no sea que El te reprenda, y seas hallado mentiroso". Proverbios 30:5,6 claramente condena el añadir o restarle a las palabras de las Escrituras Hebreas. Aun los más acérrimos defensores de la Septuaginta admiten que muchas de las palabras han sido añadidas y no se hallan en las Escrituras Hebreas, lo que revela su incredulidad hacia la doctrina de la inspiración verbal. Tal vez Orígenes se sintió confortable violando Proverbios 30:5,6; pero Cristo ciertamente no lo hubiera hecho.

Si él hubiera violado Proverbios 30:5,y 6, los Fariseos hubieran sido rápidos en condenarlo.


Leyendo en la Sinagoga

Con frecuencia, Jesús leyó de las Escrituras y predicó de ellas en la Sinagoga Judía. Vea Lucas 4, por ejemplo. El Hebreo era el lenguaje de la Sinagoga y Cristo claramente estaba usando la Biblia Hebrea cuando predicaba ahí. Ninguna copia de algún Antiguo Testamento en Griego jamás se ha descubierto en una Sinagoga Judía.

"Y el pueblo común le oía de buena gana." —Marcos 12:37


Las predicaciones y enseñanzas públicas de Jesús atrajo una gran multitud de personas comunes y corrientes. Si él hubiera predicado en idioma Griego, nunca hubiera atraído a tanta gente. Muchos Judíos habían aprendido el Griego en sus tratos comerciales a través del Imperio Romano pero ellos no aceptaron este idioma para comunicarse entre ellos en asuntos sagrados.


Los Helenistas (Grecianos) quienes favorecían el Griego fue un grupo pequeño y apartado de los demás. Si los Judíos hubieran predicado en Griego, tanto los Fariseos como los Zelotes hubieran usado esto en Su contra y las multitudes nunca hubieran acudido a escucharle. Indudablemente predicó en Arameo, que era el idioma de uso cotidiano de los Judíos, y algo semejante al Hebreo. También leyó de las Escrituras Hebreas en la Sinagoga. Las Sinagogas de Palestina rehusaron usar el Griego ya que consideraban el Hebreo como idioma sagrado, según lo dice M.S. Miller en su libro General Biblical Introduction, página 224.


El Misne Hebreo hace muy claro que esto era lo que se esperaba de cada maestro Judío.

¿Es la Desobediencia Una Buena Forma de Obtener Una Traducción Honorable de las Escrituras?


Si el cuento relatado en la "Carta de Aristeas" tuviese alguna verdad en ella, tendría implicaciones de desobediencia a las Escrituras. Las Escrituras enseñan enfáticamente que las mismas serían manejadas exclusivamente por los Levitas: Vea Deuteronomio 17:18 y 31:25-26. Los escribas mencionados en la historia de Aristeas tendrían que haber desobedecido este mandamiento.


Aun más, Dios había mandado a los Israelitas a mantenerse alejados de Egipto, según Jeremías 42:13-22 y 44:25-26. Aquí se nos dice que Dios había condenado a todos ellos que habían regresado a Egipto y les prometió el juicio.


¿Hubiera puesto Cristo Su sello de aprobación a tal desobediencia?


LA SEPTUAGINTA Y LOS LIBROS APÓCRIFOS


La traducción Griega del Antiguo Testamento que tenemos hoy, llamada Septuaginta, que sabemos fue invento de Orígenes, contiene los libros Apócrifos.


Ninguna Biblia Hebrea los contenía. Ningún concilio Judío jamás avaló estos libros, y de hecho, sabemos de un concilio que los rechazó: el Concilio de Jamnia, 90 DC.


Ningún maestro o rabino Judío jamás avaló cualquiera de los libros de los libros Apócrifos. Una de las razones por rechazarlos es porque fueron escritos en idioma Griego. No creían que cualquiera de sus libros sagrados pudiesen estar escritos en ese idioma. Los líderes Judíos usarían este mismo argumento para rechazar el Nuevo Testamento.


Es inconcebible pensar que los Judíos de Palestina usaran un Antiguo Testamento Griego conteniendo los libros Apócrifos. Va en contra de toda la evidencia histórica pensar que usaran del todo un Antiguo Testamento en Griego.


¿PORQUÉ LAS REFERENCIAS DEL NUEVO TESTAMENTO NO CUADRAN CON LAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO PALABRA POR PALABRA?


Alguien dirá, "Bueno, ¡es que tenían que haber citado algo, y debió haber sido la Septuaginta!" Este es el argumento de los que abogan por la teoría que dice que "Cristo y sus apóstoles usaron la Septuaginta." Sin embargo, ¿qué texto estaban citando realmente los escritores del Nuevo Testamento?


Existen 268 referencias en el Nuevo Testamento que dicen "como está escrito". Pocas de ellas cuadran verbalmente y exactamente con las citas en el Antiguo Testamento. Ochenta y ocho de ellas cuadran con la Septuaginta de Orígenes. La mayoría de las 180 restantes citas no cuadran con ningún documento antiguo palabra por palabra.


Algunos han querido sugerir que tal vez una traducción en Arameo del Antiguo Testamento u otra fuente, quizás una paráfrasis Caldea, están siendo citadas, pero esto es muy improbable.

De hecho, la explicación es muy sencilla y se ha conocido desde hace mucho tiempo. La frase Griega "como está escrito" es común entre los documentos antiguos Griegos. Nunca es una indicación de una cita exacta, ni en el Nuevo Testamento ni en ningún otro lugar. El señor Federico Spitta escribió hace un siglo atrás, diciendo: "Según la invariable manera de citar pasajes en el Nuevo Testamento, la frase 'como está escrito' jamás debe de tomarse como una cláusula introductoria, sino más bien como el reporte de un cumplimiento de una palabra profética." En otras palabras, la frase "como esta escrito" no implica una cita, sino una referencia a un cumplimiento de una predicción o una profecía. Si no, vea como se usa la frase "como esta escrito" en los escritos de Justino Mártir.


Estos pasajes simplemente no son citas, sino alusiones a profecías del Antiguo Testamento. Son alusiones inspiradas por el Espíritu Santo, pero no citas textuales necesariamente. Así lo entendieron claramente los teólogos de la era de la Reforma y muchos de los escritores de la antigua Iglesia de Inglaterra. Un poco más de investigación nos ofrece una clara explicación. Los críticos de la posición "King James" deberían leer más extensamente.


LA SEPTUAGINTA DE ORÍGENES SE COPIÓ DEL NUEVO TESTAMENTO


La Septuaginta de Orígenes le añade nueve nombres a Génesis 46:20 para que suman los 75 mencionados en Actos 7:14.


La Septuaginta de Orígenes cita la frase de Hebreos 11:21 en Génesis 47:31.


La Septuaginta de Orígenes cita 1era de Pedro 4:18 en Proverbios 11:31.


En el Nuevo Testamento, Romanos 3:10 y 11 es una clara alusión al Salmo 14:3. La Septuaginta de Orígenes añade Romanos 3:12-18 al Salmo 14:3.


En Amós 5:26 hay una cita de los dioses Moabitas Moloch y Chiún. En Actos 7:43 Esteban alude a este pasaje pero usa otro nombre para Chiún, que fue Remphan. Algunos dicen que el uso de otro nombre que no sea Chiún es un error. La Septuaginta de Orígenes corrige ese supuesto "error" al cambiar el nombre Chiún a Remphan en Amós 5:26.


Hay muchos más ejemplos que se pueden dar. La Septuaginta de Orígenes a menudo cambia el Antiguo Testamento para acomodar las palabras textuales en pasajes correlativos del Nuevo Testamento. Se ignora al Antiguo Testamento Hebreo y el Antiguo Testamento Griego se obliga a cuadrar con el Nuevo Testamento Griego.


Filón, Aristeas, y Josefo mencionaron un Antiguo Testamento Griego que concordaba con el Antiguo Testamento Hebreo. Orígenes proveyó un Antiguo Testamento Griego "coordinado" en muchos lugares con el Nuevo Testamento.


Esto no nos debe sorprender. Orígenes produjo su Antiguo Testamento Griego 150 años después que el último libro del Nuevo Testamento fuera escrito. Como comentarista de todos los libros del Nuevo Testamento, estaba muy familiarizado con el mismo.


No es de sorprenderse, pues, que 88 alusiones del Nuevo Testamento encajan con la Septuaginta de Orígenes.Pero lo cierto es que el Nuevo Testamento vino primero.


¿QUÉ TAL DE LOS TRADUCTORES DE LA BIBLIA ""KING JAMES""?


Los que abogan por la teoría que "Cristo usó la Septuaginta" son prestos para señalar el hecho que algunos de los traductores del la Biblia "King James" creyeron ésta teoría. Esto es cierto.


Sin embargo, nadie está sugiriendo que los traductores de la Biblia "King James" eran infalibles en su conocimiento de la historia eclesiástica. De haberlo sido, hubieran abandonado la Iglesia de Inglaterra y se hubieran unido a una Bautista.


Es interesante que muchos de los que creen que pueden corregir a los traductores de la Biblia "King James", y que solamente tomaron un par de años de Griego en la Universidad, ahora sienten que tienen autoridad para hablar de historia eclesiástica. Pero el experticio de los traductores de la Biblia "King James" fue en los idiomas bíblicos del Griego, Hebreo y Latín, no en historia eclesiástica.


CONCLUSIÓN


De acuerdo al señor Dewey Beagle, solamente en años recientes (escribía en la década de los `60) los "eruditos" han comenzado a valorizar de nuevo a la Septuaginta. (Vea su libro God`s Word Into English, página 44) ¿Podría ser que los "eruditos" Bíblicos y textuales del Siglo XV hasta el Siglo XIX tenían razón?


La Escritura nos ofrece algunas advertencias de tener cuidado de lo que creemos.

"Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y vanas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo." Colocenses 2:8


Breves datos del Autor


El Dr. Phil Stringer fue el Presidente del Instituto Bautista Landmark de Haines City, Florida por varios años. Fungió además como evangelista itinerante, habiendo predicado en más de 325 iglesias, campamentos, escuelas cristianas, e institutos. Ha predicado en 41 estados de nación Norteamericana y en 8 países extrajeros. Ha aparecido en más de 25 programas de radio y televisión. Actualmente es el vice-presidente del Seminario y Colegio Biblico Dayspring de Mundelein, Illinois, EE.UU.


Bibliografía:

Convencionalismo- Conjunto de opiniones, actos, o costumbres que se mantienen por comodidad o conveniencia social. Tomado del Diccionario de Sinónimos y Antónimos de la Lengua Española, 1994, Veron Editores, España. Página 255. --Nota de Traductor.

[2] La Revised Standard Version y la Living Bible son traducciones en inglés. Sin embargo, en español existen varias traducciones similares, tales como la Dios Habla Hoy, y la Reina-Valera Textual. Está comprobado que la Reina-Valera 1960 incorpora pasajes traídos de la Septuaginta. Ejemplo de ello es Génesis 4:8 donde añade la frase "salgamos al campo"; Gen. 18:19 omite la frase "yo le conozco"; Gén. 21:9 añade "de su hijo Isaac"; Gen. 21:16 cambia el Hebreo para leer, "Y cuando ella se sentó enfrente, el muchacho alzó su voz y lloró" (Masorético dice "Y ella se sentó enfrente, y alzó su voz y lloró"); En Éxodo 36:2 y 14 la 1960, siguiendo la Septuaginta cambia "hija de Zibeón" a "hijo de Zibeón". En Ex. 44:4 la Septuaginta añade "¿Porqué habéis robado mi copa de plata?"; Ex. 12:17 añade en la 1960, que sigue la Septuaginta, "guardaréis este mandamiento." En 1era de Samuel 12:11 dice "a Barac", pero el Masorético dice "a Bedán". En 2nda de Samuel 6:22 el Masorético dice "y seré bajo a mis propios ojos" pero la Septuaginta y la 1960 dicen "y seré bajo a tus ojos".En 2nda de Samuel 8:13 la Septuaginta añade "edomitas"; en 2nda de Samuel 15:12 la Septuaginta dice al cabo de cuatro años" pero el Masorético dice "al cabo de cuarenta años".; en 2nda de Samuel 15:20 la Septuaginta y la 1960 cambian la frase final del texto, diciendo, "y Jehová te muestre amor permanente y fidelidad." En Isaías 9:3 la Septuaginta dice "aumentaste la alegría" pero el Masorético lee correctamente "No aumentaste la alegría". La Septuaginta fue usada desde Génesis hasta Malaquías en todas las perversiones modernas, incluyendo la Reina-Valera 1960 —Nota del Traductor.

[3] O "Versión de los Setenta".—Nota del Traductor.

[4] Para una explicación más extensa de esta posición, lea el libro titulado "La Controversia de Westcott & Hort Solamente", por el mismo autor. Puede solicitarlo por medio de un correo electrónico a http://www.Valera1602@hotmail.com/. También puede saber más al respecto leyendo artículos de interés visitando nuestro sitio en el Internet http://www.geocities.com/purespanishbible. Nota del Traductor.

[5] Ebionita- (De Ebión, hereje del Siglo I.) Adj.; Nombre que se daba a ciertos herejes de los primeros siglos de la cristiandad, que negaban la divinidad de Cristo. U.t.c.s.---DRAE. Nota del Traductor.

[6] Casiodoro de Reina así dividió su Biblia, llamada la "Biblia del Oso", publicada en el año 1569. Aparentemente, Reina creía que la Septuaginta fue inspirada, ya que incluyó muchos de aquellos pasajes que de ahí provienen, como los versos añadidos en el libro de Daniel y otros. Cipriano de Valera, por contraste, lo corrigió en su Biblia de 1602, habiendo colocado los libros Apócrifos en medio de su Biblia, pero hablando en contra de la Septuaginta al señalar lo siguiente: "Tambien avemos quitado todo lo añadido de los 70 intérpretes, o de la Vulgata, que no se halla en el texto Hebreo..Avemos también quitado las acotaciones de los libros Apócrifos en los libros Canónicos. Porque no es bien hecho confirmar lo cierto con lo incierto, la Palabra de Dios con la de los hombres". (Exhortación Al Lector) ---Nota del Traductor.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page