top of page

La Doctrina de la Inspiración De las Sagradas Escrituras


Por Emanuel Rodríguez


Introducción


En años recientes, el tema de la inspiración de las Escrituras se ha convertido en un asunto controversial especialmente entre los Fundamentalistas. Sin embargo, para eso tenemos la Biblia. Muchas controversias pueden ser solucionadas si dejamos nuestra soberbia y permitimos que la palabra de Dios sea la autoridad final en todos los asuntos.


Hay un montón de ideas hoy día acerca de este tema. Indudablemente, la Santa Biblia es la autoridad final. Juan 17:17 dice “Santifícalos en tu verdad: Tu palabra es verdad.” Si queremos tener la posición correcta, necesitamos obedecer el mandamiento que hallamos en 1ª de Pedro 4:11, “Si alguno habla, hable conforme a la palabra de Dios”. Veamos qué dicen los varios grupos de ambos lados, y veamos qué dice LA AUTORIDAD FINAL acerca de la doctrina de la Inspiración de las Sagradas Escrituras.


El Pasaje Clave de la Doctrina de Inspiración


2ª de Timoteo 3:15-16 “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. Toda Escritura es dada por inspiración de Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”


¿Que son las Sagradas Escrituras?


Simplemente dicho, las “escrituras” son palabras escritas. Por tanto, las Sagradas Escrituras son las palabras de Dios escritas. Las palabras divinas fueron dadas “por inspiración de Dios”. El énfasis está en las palabras, no en los manuscritos. Dios inspiró palabras, no tinta y papel. Manuscritos perecen, pero las palabras de Dios permanecen para siempre. Estos hechos parecen ser detalles muy sencillos, y lo son. Más adelante en este estudio veremos cuán importante es entender qué son las Sagradas Escrituras a la luz de la doctrina de Inspiración.


La Etimología de la palabra ‘Inspiración’


1. Griego


La palabra griega para la frase ‘dada por inspiración de Dios’ es theopneustos. Es un adjetivo. Significa exactamente lo que dice la RVG en 2ª de Timoteo 3:16, al igual como dice la KJV en inglés – “given by inspiration of God”. 2ª de Timoteo 3:16 es el único lugar en el NT donde la palabra theopneustos aparece.


La mejor manera para definir la palabra theopneustos es consultar el entendimiento y sabiduría colectiva de los 54 expertos, profesores, y lingüistas que tradujeron la KJV. Aunque este método parezca molestoso para algunas personas, hay algo muy importante que deben considerar. En cuanto a la etimología de la raíz de varias palabras en la Biblia, la opinión colectiva de esta gran asamblea de expertos en los idiomas originales (incluyendo a varios que eran autores de diccionarios y demás libros de la lexicografía), es superior a cualquier lexicón de la lengua Hebraica que exista hoy, ya que la mayoría de las obras de lexicografía de hoy día son obras hechas individualmente que no rellena ni siquiera la más mínima fracción de las credenciales y el entendimiento de cualquiera de los traductores de la KJV en forma colectiva. El resultado de la obra de los traductores de Biblia Rey Jaime es el producto colectivo de eruditos que tuvieron un entendimiento muy profundo de las lenguajes originales y también todos los idiomas relativos como lo son el latín, el sirio, el persa, el alemán, el francés, el italiano, el castellano, y muchos más. Por tanto y de acuerdo a estos lingüistas, la palabra theopneustos significa “dada por inspiración de Dios”.


2. Latín


Ya que gran parte del idioma castellano se basa en el latín, creo que es beneficioso ver la definición de inspiración con este idioma también. La palabra en latín para ‘inspiración’ es inspirationem que significa “influencia directa de Dios”. En su forma como verbo, esta palabra latina inspirationem es spirare, que significa “respirar, llenar, o soplar adentro algo”. En resumen:


a. La palabra ‘espíritu’ es relativo al verbo en latín spirare. En latín la palabra para ‘espíritu’ es spiritum que también significa ‘alma’ y ‘aliento’ o ‘respiración’.

b. En la etimología de la palabra inspiración vemos una conexión a las palabras ‘espíritu’, ‘alma’, ‘aliento’, y ‘soplo’. Esto es interesante porque también podemos apreciar la conexión de todas estas palabras en la Biblia con el tema de inspiración.


3. Hebreo


Aparte de 2ª de Timoteo 3:16, la palabra inspiración aparece 2 veces más (en la RVG) en el Antiguo Testamento – Job 32:8 y Job 33:4.[1] La palabra en hebreo es ‘nashamah’ (pronunciado ‘nesh-aw-maw').


Esta palabra aparece 24 veces en la Biblia: 2 veces como inspiración, y el resto como ‘alma’, ‘aliento’, ‘respira’, y ‘espíritu’ (en relación a hombre). Veremos que todas estas palabras forman la definición de la palabra inspiración de acuerdo a la Biblia.


Definiendo Inspiración por la Biblia


Job 33:4 “El Espíritu de Dios me hizo, y la inspiración del Omnipotente me dio vida.”


Note que inspiración es el hecho del Espíritu Santo dando vida. ¿Qué tipo de hecho? El hecho de Dios soplando o respirando. Primeramente, es interesante ver como tradujo la Biblia inglesa (la KJV) la palabra inspiración en Job 33:4:


Job 33:4 “The Spirit of God hath made me, and the breath of the Almighty hath given me life.”


La Biblia pura en ingles tradujo inspiración como aliento. ¿Es diferente? No. Manifiesta que en este contexto inspiración es el hecho de Dios dando vida por medio de soplar.


Job 32:8 “Ciertamente espíritu hay en el hombre, y la inspiración del Omnipotente les da entendimiento.”


Note aquí la conexión entre “la inspiración del Omnipotente” y el espíritu de hombre. Esta conexión en la Biblia manifiesta la clave para entender inspiración. Vamos a ver el hecho de inspiración en relación al hombre y la creación de Dios.


1. La creación


Hebreo 11:3 “Por fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de manera que lo que se ve, fue hecho de lo que no se veía.”


Simplemente vemos aquí que el mundo fue creado por medio de la palabra de Dios. Un hecho bien conocido de todos; ahora compare este versículo con Salmos 33:6.


Salmos 33:6 “Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca.”


Ahora vemos la conexión entre “la palabra de Jehová” y “el aliento de su boca”. Son iguales. Los resultados fueron “los cielos” o Su creación. Entonces, el aliento de Dios tiene el poder de crear.


2. La creación del hombre


Génesis 2:7 “Formó, pues, Jehová Dios al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida; y fue el hombre un alma viviente.”


Aquí vemos que el aliento de Dios también tiene el poder para dar vida. Note que el hombre no se convirtió una alma viviente HASTA que Dios sopló o respiró “en su nariz aliento de vida”.


3. El valle de huesos en la visión del profeta Ezequiel


En apoyo al punto #2, veamos la visión del Ezequiel en la valle de huesos de Ezequiel 37.[2]


Eze 37:1 “Y la mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un campo que estaba lleno de huesos.”

Eze 37:2 “Y me hizo pasar cerca de ellos por todo alrededor: y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.”

Eze 37:3 “Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.”

Eze 37:4 “Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.”

Eze 37:5 “Así dice Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.”

Eze 37:6 “Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.”

Eze 37:7 “Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor, y los huesos se juntaron cada hueso a su hueso.”

Eze 37:8 “Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.”

Eze 37:9 “Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así dice Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.”

Eze 37:10 “Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies, un ejército grande en extremo.”


Doctrinalmente, este pasaje es una profecía acerca de la restauración de la nación de Israel lo cual sucederá después la Segunda Venida de Cristo. (Puede además tomarse como una aplicación espiritual de una figura hermosa de la regeneración de un pecador – Efesios 2:1-8).


Pero note otra vez que los huesos se convirtieron en gente viva cuando el Espíritu Santo sopló sobre ellos. Cada vez que Dios sopla sobre, o adentro de algo, el resultado es VIDA.


La Definición Bíblica de Inspiración


Regresemos a Job 33:4.


Job 33:4 “El Espíritu de Dios me hizo, y la inspiración del Omnipotente me dio vida.”


Salmos 119:115 dice “Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.” Como siempre, cuando comparamos escritura con escritura, la Biblia es más clara, y en específico este pasaje – Job 33:4. También, según la exégesis de todos los versículos arriba mencionados, la definición bíblica de la palabra Inspiración es más clara:


Inspiración – El hecho del Espíritu Santo dando vida por medio de soplar el aliento de vida (conforme a Job 33:4, Job 32:8, y Gen. 2:7).


Esta definición no vino de un diccionario, léxico, ni de un libro teológico. No vino por la idea, opinión, o filosofía de un líder Fundamentalista, de un erudito, o de un teólogo. Vino por la palabra de Dios. Vino por la Autoridad Final.


Las Sagradas Escrituras y la Obra del Espíritu Santo


En cuanto a la Biblia, las Sagradas Escrituras son las palabras vivientes de Dios. Estas palabras vinieron por la respiración de Dios, quien respiró Sus palabras divinas por medio de “santos hombres de Dios”.


2 Pedro 1:21 “Porque la profecía no vino en tiempo pasado por la voluntad del hombre; sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo guiados por el Espíritu Santo.”


“Como siempre, cuando comparamos escritura con escritura, la Biblia es más clara…” Los escritores del Antiguo Testamento fueron “guiados por el Espíritu Santo.” Note la palabra “guiados” y vea Juan 16:13. La RVR-1960 y la de 1865 utilizan la palabra “inspirados” en vez de “guiados”. Personalmente, no creo que “inspirados” sea un error doctrinal en la 1960 y 1865 porque obviamente los santos hombres fueron involucrados en el proceso de inspiración. Sin embargo, creo que la palabra “guiados” es más precisa por 2 razones:


1. La Biblia dice:


Juan 16:13 “Mas cuando viniere el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda verdad; porque no hablará de sí mismo, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que han de venir.”


Juan 17:17 “Santifícalos en tu verdad: Tu palabra es verdad.”


Vea que tan hermosa es conectada la Biblia en 2ª de Pedro 1:21 con Juan 16:13, y con Juan 17:17. ¡Yo amo la Biblia! ¡Claramente el Autor es bien astuto!


También vea la palabra “guiados” en Romanos 8:14 y Gálatas 5:18. Ambas veces están relacionadas a la obra del Espíritu Santo.


2. La raíz en griego no es una forma de theopnuestos que aparece en 2ª de Timoteo 3:16. La palabra griega es phero (pronunciado fer-o) que significa: soportar, llevar, aguantar, mover, o seguir adelante.


Por tanto, el Espíritu Santo sopló las palabras de Dios por medio de santos hombres y los guió en el proceso de anotar estas palabras divinas. Los santos hombres eran las herramientas, o amanuenses, del Autor durante el proceso de inspiración. Ejemplos:


Jeremías 1:9 “Y extendió Jehová su mano, y tocó mi boca; y me dijo Jehová: He aquí he puesto mis palabras en tu boca.”


2ª de Samuel 23:2 “El Espíritu de Jehová ha hablado por mí, y su palabra ha sido en mi lengua.”


Salmos 45:1 “Mi lengua es pluma de escribiente muy ligero.”


¡Bellas Palabras de Vida!

Considerando, pues, que inspiración es el hecho del Espíritu Santo dando vida por medio del soplo del aliento de vida, los resultados son palabras vivientes. Las palabras que Dios sopló fueron palabras de vida.


Juan 6:63 “El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”


Hebreos 4:12 “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos, y penetra hasta partir el alma y el espíritu, y las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”


Filipenses 2:16 “reteniendo la palabra de vida…”


Esta es la razón por el cual la palabra de Dios es tan poderosa. Este libro que se llama la Biblia es muy diferente a cualquier otro. Este libro tiene palabras que pueden dar salvación (Santiago 1:18 & 1:21) y cambiar su vida.


1ª de Pedro 1:23 “siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.”


Esto explica la diferencia entre las palabras de Dios y las palabras de hombre:


1ª de Tesalonicenses 2:13 “Por lo cual nosotros también sin cesar damos gracias a Dios, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino como es en verdad, la palabra de Dios, la cual obra también en vosotros que creísteis.”


¿Podemos guardar las Sagradas Escrituras en nuestras manos?


Obviamente las palabras divinas que Dios inspiró o sopló por medio de santos hombres fueron escritas. Los manuscritos originales en donde fueron anotadas las palabras de Dios por los escritores ya no existen hoy día. Por tanto nos preguntamos ¿tenemos estas palabras divinas hoy en día?


Básicamente, hay 3 clases de Escrituras:


1. Los originales, o como los eruditos le llaman, las Autógrafos;

2. Las copias;

3. Las traducciones.


En esto radica la controversia de hoy en día. Hay tres opiniones que rezan de la siguiente manera:


1. Que las palabras dadas “por inspiración de Dios” solamente existieron en los originales.

2. Que las palabras dadas “por inspiración de Dios” solamente estaban en los originales y también están en las copias de los originales.

3. Que las palabras dadas “por inspiración de Dios” estaban en los originales, y también en las copias, y también en las traducciones que son basadas fiel y precisamente 100% en las copias de las originales.


El Problema con el Punto de Vista de “los Originales Solamente”


Inspiración – El hecho del Espíritu Santo dando vida por medio de soplar el aliento de vida (conforme a Job 33:4, Job 32:8, y Gen. 2:7). Si solamente los originales representan las palabras “dadas por inspiración de Dios”, entonces esto significa que no tenemos las Sagradas Escrituras hoy día, ya que no pueden ser “Sagradas Escrituras” si las palabras del manuscrito no son palabras inspiradas, o palabras que tienen “el aliento de vida” de Dios. Luego, si las palabras en una Biblia no son palabras inspiradas, no son palabras vivientes, y son palabras muertas. Son palabras iguales como las palabras del hombre. Entonces son palabras que no sirven en nada para tu bienestar espiritual.


Hay razones bíblicas para rechazar la posición equivocada de los que creen que solamente los manuscritos originales, o los autógrafos, son las palabras inspiradas.


1. Timoteo no tuvo los manuscritos originales, pero todavía tuvo las Sagradas Escrituras.


2ª de Timoteo 3:15 “y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.”


Desde su niñez Timoteo tenía las Sagradas Escrituras pese a que obviamente no poseía los documentos originales. Tuvo COPIAS de los originales.


2. El Señor Jesucristo no utilizó los manuscritos originales, pero todavía utilizo las Sagradas Escrituras.


Lucas 4:14 Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y salió su fama por toda la tierra de alrededor.

Lucas 4:15 Y Él enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado de todos.

Lucas 4:16 Y vino a Nazaret, donde había sido criado; y entró el día sábado en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.

Lucas 4:17 Y le fue dado el libro del profeta Isaías. Y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

Lucas 4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados:

Lucas 4:19 Para predicar el año agradable del Señor.

Lucas 4:20 Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó: Y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en Él.

Lucas 4:21 Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura en vuestros oídos.


Vemos aquí que el Señor reconoció la COPIA del libro de Isaías que leyó en la sinagoga como “Escritura”. Cristo no estaba leyendo de los originales, sino que estaba leyendo una copia de los originales.


El punto es que “TODA Escritura es dada por inspiración de Dios” conforme a 2ª de Timoteo 3:16. Por tanto, si las copias de los originales que tuvieron en sus manos Timoteo y Jesús eran Escrituras, podemos entender que también copias fieles y precisas deben ser reconocidas como palabras inspiradas, ya que existen no de todos modos estos originales. Otros ejemplos en la Biblia de esto se hallan en Hechos 8:30, 32, 35.


Si solamente los documentos originales son las palabras inspiradas, entonces la realidad es que no podemos tener hoy las palabras inspiradas. Quiere decir que entonces no podemos tener las Sagradas Escrituras porque “toda Escritura es dada por inspiración de Dios”. Pero los testimonios de Timoteo y el Señor Jesucristo nos muestran y comprueban sin duda que copias fieles también son Sagradas Escrituras dadas por inspiración de Dios. ¡Queda claro! La evidencia de la Biblia es innegable. Su autoridad es final.


3. Si no tenemos las Sagradas Escrituras dadas por inspiración de Dios, las Biblias que tenemos son inútiles.


2ª de Timoteo 3:16 “Toda Escritura es dada por inspiración de Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”


Si solamente el Autógrafo es la palabra de Dios dada por inspiración de Dios entonces no podemos reconocer las Biblias que tenemos como Escrituras porque “toda Escritura es dada por inspiración de Dios. Esto es sentido común. Si no tenemos en nuestras manos Escrituras inspiradas, la Biblia que tenemos no es “útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia”. Esto significaría que la Biblia que tenemos es inútil, no vale nada, y no sirve para nada.


Si no tenemos las Escrituras inspiradas:


a. ¿Cómo vas a leerlas? – Mateo 21:42

b. ¿Cómo vas a escudriñarlas? – Juan 5:39, Hechos 17:11

c. ¿Cómo vas a protegerte del error? – Mateo 22:20, Marcos 12:24

d. ¿Cómo vas a abrir el entendimiento de otros acerca de Jesús? – Lucas 24:27, 32, 45, Hechos 17:2, 18:28

e. ¿Cómo vas a consolarte? – Romanos 15:4

f. ¿Cómo vas a predicar el evangelio? – 1ª de Corintios 15:1-4


Con todas estas cosas necesitamos las Sagradas Escrituras, no algo inferior a las Escrituras. Pero si solamente los documentos originales que ya no existen, representan las Sagradas Escrituras dadas por inspiración de Dios, entonces la Biblia que tenemos en nuestras manos es algo inferior, e insuficiente.


La posición que solamente los originales son las palabras inspiradas no hace sentido a la luz de la Biblia.


¿Está bien reconocer una traducción de la Biblia como la palabra inspirada de Dios?


La parte más controversial en este tema es si una traducción fiel puede ser reconocida como la palabra inspirada de Dios. Recuerde que “toda escritura es dada por inspiración de Dios”. Cuando guardamos una traducción fiel de la Biblia en nuestras manos, como la Biblia Reina-Valera Gómez o como la Biblia Rey Jaime en inglés, ¿estamos guardando Sagradas Escrituras o algo inferior?


Para responder a esta pregunta, vamos a consultar, como siempre, a la autoridad final. Vamos a considerar la palabra de Dios como lo más autoritativo que cualquier posición, o erudito, líder Fundamentalista, lingüista, teólogo, seminario, o cualquier otra cosa. Dejaremos que la Biblia explique la verdad.


1. En Génesis 42:23 José habló a sus hermanos en lengua egipcia, y un intérprete tradujo su mensaje a ellos en hebreo. También las palabras de José en egipcio fueron registraron en la Biblia originalmente en hebreo.


2. En Éxodo capítulos 4 a 14 es obvio que Moisés conversó con el Faraón en el idioma egipcio. Claramente Moisés habló egipcio según Hechos 7:22 “Y Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios; y era poderoso en palabras y en hechos.” Pero sus conversaciones en egipcio con el Faraón fueron registraron en hebreo.


3. En Hechos 21:37-22:2 Pablo habló a la gente en hebreo para probar que él era judío pero Lucas escribió esta conversación de Pablo en griego.


4. Hechos 4:11 dice “Entonces la gente, visto lo que Pablo había hecho, alzaron la voz, diciendo en lengua licaónica: Los dioses en semejanza de hombres han descendido a nosotros.” Vez que un dicho dado en la “lengua licaónica” fue registrado en las Escrituras en griego.


5. Juan 19:19-20 nos dice que la cruz de Jesús tuvo un escrito con un dicho en 3 idiomas: hebreo, griego, y latín. Pero este dicho que fue en 3 idiomas variantes fue registrado en griego bajo la inspiración del Nuevo Testamento. Noten también que el Espíritu Santo presentó los 3 idiomas representados en la cruz como equivalentes en valor. No hay indicación en el pasaje que un idioma fue superior o inferior en comparación a otro. En otras palabras, el idioma latín fue mencionado en el mismo nivel con los idiomas originales: griego y hebreo. Entonces, si el lenguaje latín puede ser igual en valor a los idiomas originales, también puede español, inglés, alemán, francés, portugués, etcétera.


Otra vez la Biblia tiene la respuesta bien clara. Todos estos ejemplos nos muestran que una traducción puede ser inspirada de Dios. No es bíblica la posición de algunos que dicen que nuestra Biblia no es la palabra inspirada de Dios. Ellos no tienen evidencia bíblica para comprobar su posición. Según la Biblia, cuando guardamos una traducción fiel y precisa de las palabras inspiradas de Dios, estamos guardando en nuestras manos una Biblia igual en poder, y en cualquier otra manera, tal y como los originales. Si no es igual a los originales, no sirve de nada.


Dios no quiere que tengamos algo de menor valor que los Autógrafos. Esta idea no hace sentido, y no es bíblica.


¿Una Enseñanza Nueva?


Hay algunos que nos acusan de enseñar algo nuevo. Nos acusan de novedosa la enseñanza que las traducciones fieles que tenemos son iguales a los originales. Dicen que esto es “ruckmanismo”.


El término “ruckmanismo” es un término inventado por apóstatas que no creen que la Biblia que tenemos hoy pueda ser igual en poder y pureza a los originales. El término “ruckmanismo” se refiere a un predicador controversial que se llama Dr. Peter Ruckman, el Pastor de la Iglesia Bautista Bíblica de Pensacola, FL, EE.UU. Ellos dicen que nuestra posición vino y comenzó del Dr. Ruckman en los años 1960s, algo que es totalmente falso.


En primer lugar, hemos visto que nuestra posición es 100% basada en las Escrituras. Nuestra autoridad en cuanto a la doctrina de la Biblia es la misma Biblia, no las opiniones de un profesor, erudito, o teólogo de un seminario. No importa si un individuo controversial tiene una posición similar. Si su posición es bíblica significa que por lo menos en ESTE asunto él está en lo correcto porque está de acuerdo con la Biblia y la Biblia es la autoridad final. Si la Biblia apoya nuestra posición, este apoyo es suficiente porque realmente no es nuestra posición, sino la posición de la Biblia, es la posición del Espíritu Santo que es el Autor de la Biblia.


En segundo lugar, nuestra posición por una Biblia inspirada existió mucho antes que naciera el Dr. Ruckman. Veamos la evidencia:


Nunca debemos dejar fuera de la vista que para una gran multitud de lectores, la versión inglesa [Biblia Rey Jaime] no es la traducción de un Libro inspirado, sino que ES el Libro inspirado.Y hasta ahora, por supuesto, ya que es una contraparte perfectamente adecuado de laoriginal, esto es cierto, ya que la inspiración no se limita a las palabras hebreas o griegas en que primeramente se comunicó el mensaje divino a los hombres, pero vive encualquier palabras que son una representación fiel y completa de estos…[3]


¡Estas palabras fueron escritas en el año 1858! Note que era “una gran multitud” que creían que la traducción en inglés, la Biblia Rey Jaime, era un “Libro inspirado” al igual que los Autógrafos. Los hermanos anglo-parlantes en el año 1858 creían que tenían un “Libro inspirado”. De igual forma, nosotros hoy día también creemos que la Biblia castellana (RVG) en nuestras manos es un “Libro inspirado.” ¡Amén!

Realmente, nuestra posición es la posición más antigua. Es la posición histórica del cristianismo. Los cristianos siempre han creído que la Biblia, aparte de los originales, es la palabra de Dios totalmente.


¿“Doble Inspiración”?


Otra falsa acusación de los apóstatas hacia nosotros es que dicen que nosotros enseñamos “doble inspiración”. Esto también es una mentira.


“Doble Inspiración” es la falsa idea que Dios inspiró a los traductores de la misma manera que inspiró a los escritores originales delos Autógrafos. ¡Nosotros no creemos esto! Esto es una exageración y tergiversación de nuestra posición. Esta acusación no vino de nosotros, vino de nuestros opositores, quienes al no poder refutar nuestra posición con la Biblia, se han visto en una desesperación de mentir acerca de lo que creemos para poder defender su error. Además ellos nos acusan de verter de la Biblia KJV, como anglicismos, ciertos vocablos al español lo cual es 100% falso.


A la Luz de la Doctrina de Preservación


Creemos que las traducciones 100% fieles y precisas y sin error son Biblias inspiradas en el sentido que dan VIDA como los Autógrafos originales, aunque no sean los Autógrafos originales. Por vida, naturalmente nos referimos a vida eterna, al hecho regenerador de pasar de muerte a vida, algo que solamente Dios puede hacer por medio de Sus palabras divinamente inspiradas.


Juan 6:63 “El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”


Hebreos 4:12 “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz…”


Filipenses 2:16 “reteniendo la palabra de vida…”


Una Biblia viviente, o mejor dicho “vivificante”, es el resultado de preservación, no “doble inspiración”. No vamos a hablar mucho de la doctrina de Preservación en este ensayo en particular pero déjeme decirles que en muchos pasajes, como Salmos 12:6-7, Salmos 78:1-8, Mateo 5:17-18, Mateo 24:35, y otras, existe la promesa de Dios que Él preservaría Sus palabras puras de generación a generación.[4]


“Generación a generación” incluye nuestro día también. Claramente Dios cumplió Su promesa a nosotros. ¿Qué tipo de palabras crees tú que Dios preservó? ¿Palabras inspiradas o no inspiradas? Sin duda las palabras que El preservó para nosotros tienen “el aliento de vida”. No son palabras muertas. Si nuestra Biblia no es un libro inspirado, como creían los hermanos anglo-parlantes en el año 1858, significa que nuestra Biblia es un libro muerto porque solamente las Sagradas Escrituras dadas por inspiración de Dios tienen bellas palabras de VIDA. Si una Biblia no tiene palabras de vida, palabras inspiradas, es un libro inútil que no sirve para nada.


Por tanto, las palabras vivas de una traducción fiel, que son 100% basadas en el Texto Recibido, son el resultado de preservación, no “doble inspiración”.


Recordando el Ejemplo de Adán


Los que se oponen a la enseñanza de que una copia, o una traducción de las Sagradas Escrituras no pueden ser perfecta, infalible, e inerrante como los Autógrafos originales deben recordarse del ejemplo de la creación del primer hombre, Adán. Los que dicen que lo mejor que podemos tener como “Biblia” es algo inferior en comparación a los originales deben recordarse de la creación de ese primer hombre, ya que según la Biblia la inspiración divina no fue limitada a palabras a los escritores originales, sino también dio VIDA, es decir, palabras de vida. Otra vez, Juan 6:63, “El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida.”


Vimos que las Sagradas Escrituras vinieron por medio del “aliento de vida” de Dios. Esto manifiesta la definición bíblica de inspiración. Igualmente, el alma de Adán vino por medio del “aliento de vida” – Génesis 2:7. Piense en esto: Somos descendientes de Adán. Adán fue el original. Pero los descendientes no son algo menos que Adán. Tenemos un alma viviente como lo tenía Adán. Esta vida del alma es preservada en sus descendientes. No somos algo menos que Adán. Somos iguales. De la misma manera, podemos tener una Biblia hoy con el mismo poder y vida que los originales. En este sentido, nuestra Biblia es un “Libro inspirado.”


Inspiración Verbal Plenaria


La posición histórica de inspiración es conocida como la Inspiración Verbal Plenaria. Verbal significa palabra por palabra. Dios inspiró palabras. Palabras divinas. Plenaria significa total o completa. Por tanto, una Biblia inspirada verbal-plenaria es una Biblia que precisamente tiene cada palabra que Dios sopló por medio de Sus escritores originales. Cada parte de la Biblia es la palabra de Dios. Cada palabra. Inspiración Verbal Plenaria es el punto de vista bíblico:


Mateo 4:4 “Mas Él respondiendo dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.”


Proverbios 30:5Toda palabra de Dios es pura; es escudo a los que en Él esperan.


Cuidado con la Herejía de Inspiración Conceptual


Ahora que entendemos bien la posición bíblica de la doctrina de inspiración creo que es igualmente importante señalar la posición errónea de quiénes rechazan inspiración plenaria y verbal a modo que no caigamos en ese mismo error.


El punto de vista apóstata y herético es conocido como Inspiración Conceptual. Esta fue la posición de los modernistas y es una doctrina falsa. Es una enseñanza muy peligrosa. Inspiración Conceptual es la creencia que Dios solamente inspiró los mensajes o conceptos o ideas, pero no realmente las palabras verbales.


Esta posición no es bíblica.


Proverbios 22:20-21 “¿No te he escrito cosas excelentes de consejo y conocimiento, para hacerte saber la certeza de las palabras de verdad, a fin de que puedas responder palabras de verdad a los que a ti envíen?”


Este versículo, como todos los versículos sobre la palabra de Dios, no menciona nada del concepto, o idea, o mensaje detrás las palabras. Mencionan las palabras. Dios inspiró palabras, no conceptos.


Una Biblia viviente, o mejor dicho “vivificante”, es el resultado de preservación, no “doble inspiración”. Dios ha magnificado Su palabra por sobre todo Su nombre – Salmos 138:2. No podemos expresar suficientemente qué tan importantes y graves son las palabras divinas de Dios. Desafortunadamente, hay muchos traductores de la Biblia hoy en día que creen en la inspiración de los conceptos en vez de las palabras, y esta creencia falsa les guía en sus métodos de traducción. Esto es equivocado y bien peligroso porque la Biblia dice:


Deuteronomio 4:2 “No añadiréis a la palabra que yo os mando, ni disminuiréis de ella, para que guardéis los mandamientos de Jehová vuestro Dios que yo os ordeno.”


Proverbios 30:5-6 “Toda palabra de Dios es pura; es escudo a los que en Él esperan. No añadas a sus palabras, no sea que Él te reprenda, y seas hallado mentiroso.”


Apocalipsis 22:18-19 “Porque yo testifico a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios añadirá sobre él las plagas que están escritas en este libro. Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad, y de las cosas que están escritas en este libro.”


Note que en el principio de la Biblia (Deuteronomio 4:2), y en el medio (Proverbios 30:5-6), y al final (Apocalipsis 22:18-19) Dios nos dio esta advertencia muy seria. Por eso tenemos que tener mucho cuidado con nuestra actitud sobre Sus palabras. Un traductor de la Biblia tiene que tener cuidado con su forma de pensar en este asunto. La responsabilidad de un traductor no es traducir lo que él crea ser el mensaje detrás las palabras. Su entendimiento del mensaje puede ser equivocado. Un traductor que está juzgando las palabras conforme a su entendimiento en vez de juzgar su entendimiento conforme a las palabras, puede ser culpable de preservar error. En otras palabras él puede ser culpable de preservar su opinión incorrecta del mensaje detrás las palabras. Así es como comienza corrupción y perversión de la Biblia. Es más seguro (y responsable) el traducir sólo las palabras en vez de las ideas sobre el concepto, ya que cuando las palabras divinas están preservadas, lo será también el mensaje verdadero detrás las palabras preservadas.


En Conclusión


Hay algunos que no entienden por qué somos tan cuidadosos sobre el asunto de las palabras de Dios. Lo que ellos no entienden es que nuestra actitud sobre las Sagradas Escrituras afecta nuestra relación con Dios. Dios dijo:


Isaías 66:2 “Mi mano hizo todas estas cosas, y así todas estas cosas fueron, dice Jehová; pero miraré a aquel que es pobre y humilde de espíritu, y que tiembla a mi palabra.”


Nuestra mentalidad sobre este asunto es una mezcla de temor y amor de las palabras preciosas de Dios.


Salmos 119:140 “Sumamente pura es tu palabra; y la ama tu siervo.”


Es por eso que queremos tener una posición y convicción acerca de la Biblia basada en la Biblia. Queremos permitir al Autor de la Biblia que nos explique la verdad sobre las palabras vivientes de Dios.


Solamente los que creemos poseer una copia de las palabras inspiradas de Dios podemos cantar con apreciación absoluta el himno precioso titulado Bellas Palabras de Vidas. Cuando cantamos esta canción no estamos cantando acerca de los “originales” que ya no existen. No estamos cantando acerca de un libro inferior en poder y pureza. ¡Sin ninguna vergüenza y con júbilo celestial estamos cantando del Libro que tenemos en nuestras manos! ¡Absolutamente, las palabras que Dios preservó en la Biblia Reina-Valera Gómez son Bellas Palabras de Vida!


BELLAS PALABRAS DE VIDA

Verso 1 ¡Oh, cantádmelas otra vez! Bellas palabras de vida; Hallo en ellas mi gozo y luz, Bellas palabras de vida. Sí, de luz y vida Son sostén y guía; Coro ¡Qué bellas son, qué bellas son! Bellas palabras de vida, ¡Qué bellas son, qué bellas son! Bellas palabras de vida. Verso 2 Jesucristo a todos da Bellas palabras de vida; El llamándote hoy está, Bellas palabras de vida. Bondadoso te salva, Y al cielo te llama; Verso 3 Grato el cántico sonará, Bellas palabras de vida; Tus pecados perdonará, Bellas palabras de vida. Sí, de luz y vida Son sostén y guía;







[1] La palabra inspiración, o específicamente ‘inspirados’, también aparece en 2ª de Pedro 1:21 en la RV1960. En lugar de esta palabra la RVG dice “guiados”. Más adelante en este estudio hablaremos acerca de esta diferencia entre la 1960 y la RVG. [2] Mt 18:16 “…en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.” [3] On the AUTHORIZED VERSION of the NEW TESTAMENT in Connection With Some Recent Proposals for its Revision, Richard Chenevix Trench, D.D., Dean of Westminster, 1858, pg. 174 [4] Para s información acerca de la doctrina de preservación veas el artículo titulado La Doctrina de la Preservación de las Sagradas Escrituras.

98 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page