top of page

La Promesa de la Preservación



La doctrina de la Inspiración de las Escrituras ha sido de gran importancia en la batalla contra el liberalismo y la apostasía. Hoy en día, todavía hay cristianos que defienden fuertemente la doctrina de la Inspiración de la Biblia. Muchos predicadores siguen resistiendo a los teólogos liberales que dicen que la Biblia no fue inspirada, ni aun en los autógrafos originales. (Un autógrafo bíblico es el manuscrito original del autor bíblico.)


La doctrina de la Inspiración es claramente enseñada en la Biblia. Un diccionario define la inspiración así: La influencia divina y sobrenatural dada a quienes escribieron las Sagradas Escrituras, tienen como resultado su infalibilidad.[2]


El apóstol Pablo enseñó la doctrina de la Inspiración en 2 Timoteo 3:16: "Toda Escritura es dada por inspiración de Dios, y es útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia". El apóstol Pedro también escribió acerca de la inspiración en 2 Pedro 1:21: "Porque la profecía no vino en tiempo pasado por la voluntad del hombre; sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo guiados por el Espíritu Santo". Los hombres que escribieron la Biblia eran tan influenciados por el Espíritu Santo cuando escribieron las Escrituras, que podemos decir que eran simplemente los lapiceros que Dios utilizó para escribir su Palabra.

Mientras que la doctrina de la Inspiración es muy aceptada hoy en día en el mundo cristiano, la doctrina de la Preservación de las Escrituras no lo es. La mayoría de los teólogos modernos no creen que la Biblia ha sido preservada perfectamente, sino que las palabras exactas de las Escrituras han sido perdidas. Estos teólogos enseñan que solo las ideas de la Biblia han sido preservadas. Norman Geisler, uno de los teólogos más famosos hoy en día, representa este punto de vista cuando escribió: Aun cuando la exactitud de un pasaje en el texto original no puede ser conocida con un 100 por ciento de exactitud, es posible estar 100 por ciento seguro de la verdad preservada en el texto que sobrevive.[3]

Pero ¿es verdad que solo las ideas del texto son preservadas y no las palabras? Si fuera así, ¿Qué beneficio tenemos de los autógrafos originales, si ya se han perdido y no sabemos exactamente lo que decían? Debemos mirar bien lo que la Biblia enseña sobre este tema.

La Biblia sí enseña mucho acerca de sus palabras siendo inspiradas y preservadas; no solo las ideas. Dios dijo en Salmo 12:6: "Las palabras de Jehová son palabras puras". Dios no dijo que las ideas de Jehová son puras, sino que sus palabras son puras. Jesús dijo en Mateo 4:4: "Pero Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". Jesús notó una importancia en las palabras de las Escrituras, y no solo en las ideas. Jesús aun dijo que la jota y la tilde serán preservadas. Es obvio que son las palabras y no solo las ideas las que son importantes.


La preservación de la Biblia ha sido una obra de Dios aquí en la tierra. Salmo 119:89 dice: "Para siempre, oh Jehová, está establecida tu palabra en el cielo". Si la Palabra de Dios está establecida en el cielo, ¿es algo grande que Dios la preservó también en la tierra? Es lógico que Dios hubiese preservado las palabras que inspiró. Proverbios 30:5 también confirma que las palabras de Dios son preservadas y perfectas cuando dice: "Toda palabra de Dios es pura; es escudo a los que en Él esperan".


La Biblia promete un juicio severo a los que cambian las palabras de Dios. Apocalipsis 22:18 dice: "Porque yo testifico a cualquiera que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios añadirá sobre él las plagas que están escritas en este libro". El mandamiento de Dios tiene que ver con no cambiar las palabras, no solo las ideas.


Dios promete en la Biblia que preservará sus palabras hasta el fin del mundo. Jesús dijo en Mateo 24:35: "El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán". Este punto es muy claro en Mateo 5:18 también, "Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley hasta que todo sea cumplido". Las promesas de Dios de preservar las Escrituras son abundantes y numerosas en la Biblia. Roland McCune comenta acerca de este versículo: Aquí la referencia a la jota y la tilde es hiperbólica, indica una inalterabilidad, asimismo una autoridad continua en la revelación escrita y entera de Dios.[4] La Biblia es clara en que las palabras individuales no han pasado desde que fueron escritas hasta hoy.


Aunque las Escrituras son claras cuando dicen que las palabras de la Biblia han sido preservadas, muchos teólogos modernos todavía tratan de decir que no es así. Para los que creen y enseñan que las palabras de la Biblia no han sido preservadas, uno debería preguntarles: ¿Para qué inspiró Dios las palabras de los autógrafos originales? Si solo los originales contenían las palabras exactas de Dios, ¿para qué sirven hoy en día? Si fuera así, muy pocos seres humanos en realidad han visto las palabras perfectas de Dios. Todo esto es porque hoy en día no tenemos ni un solo autógrafo original de la Biblia, solo tenemos copias de los autógrafos.


El problema más grande para los que no creen que las palabras de Dios han sido preservadas, es que la Biblia claramente enseña que sí han sido preservadas. Hay muchos versículos que dicen que Dios preservará sus palabras para siempre. Si no han sido preservadas, ¿son mentiras estas promesas en la Biblia? Si estas promesas son mentiras, ¿entonces, qué de las otras promesas que Dios ha dado? Tito 1:2 dice que Dios no puede mentir, entonces si hay mentiras en la Biblia, toda nuestra fe está en peligro. Este es el propósito de la mentira de Satanás al cuestionar la Palabra de Dios. Su fin es que nuestra fe caiga y que no podamos confiar en la Biblia.


La buena noticia es que las promesas en la Biblia sí son verdaderas. Las palabras de la Biblia sí han sido preservadas. Podemos confiar en la Biblia y en lo que dice. Podemos saber lo que son las palabras exactas de Dios porque no se han perdido.

Dios ha puesto una importancia increíble en su Palabra. Dios no solo ha preservado las ideas, sino que también ha preservado sus palabras. Cada palabra es importante. Jesús nos dijo en Mateo 4:4: "No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios". ¿Cómo podemos vivir por "toda palabra" si estas palabras se han perdido? La obra de preservar la Biblia perfectamente a través de los siglos no fue difícil para Dios. Él sí es capaz de preservar su Palabra, y lo hizo.


En los siguientes artículos, examinaremos cómo Dios cumplió su promesa de preservar perfectamente las Escrituras desde el tiempo que fueron escritas hasta hoy. También miraremos las corrupciones textuales que están en algunos manuscritos y cómo han pasado a unas traducciones de la Biblia. Dios desea que sus hijos confíen en la pureza de sus Palabras.

[1] Un autógrafo bíblico es el manuscrito original del autor bíblico. [2] M. G. Easton, Easton’s Bible dictionary, (New York: Harper & Brothers, 1893). [3] Norman L. Geisler and William E. Nix, A General Introduction to the Bible, Rev. and expanded. (Chicago: Moody Press, 1986), 44. [4] Rolland McCune, A Systematic Theology of Biblical Christianity: Prolegomena and the Doctrines of Scripture, God, and Angels, vol. 1, (Allen Park, MI: Detroit Baptist Theological Seminary, 2009), 51.

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page