¿Qué Enseña el Señor Jesucristo en Mateo 24:35 acerca de Preservación?


¿Qué Enseña el Señor Jesucristo en Mateo 24:35 acerca de Preservación?

Abril 4, 2009

por Garry Castner


Mateo 24:35, “El cielo y la tierra pasarán, mas mis palabras no pasarán”.


Este texto enseña acerca de la autoridad de la Palabra de Dios y mucho más. Enseña también que las Palabras del Señor Jesucristo van a estar presentes aun cuando el Cielo y la Tierra pasarán. ¿Cuándo va a suceder esto? Apocalipsis 6:14 declara claramente que la tierra va a sufrir un cambio topográfico durante el período de la Tribulación. La tierra va a pasar un día (1 Cor.7:31, 1 Jn.2:17) según las Escrituras. 2 Pedro 3:10, dice, “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas”. Viene el tiempo de la completa destrucción y renovación del Cielo y la Tierra como los conocemos ahora.


El Señor Jesucristo declara en Mateo 24:35 que Sus Palabras son completamente confiables, aun más que el cielo y la tierra, porque Sus Palabras no pasarán. Cada generación que viva va a poder contar que las mismas Palabras de Jesucristo. Este pasaje no está hablando de la Palabra de Dios en general porque utiliza el plural “palabras”. El énfasis aquí está en las mismas palabras individuales de la Palabra de Dios. Todas las palabras específicas de Dios van a estar disponibles para todas las generaciones.


El verbo “no pasarán” es un negativo doble que se utiliza para dar énfasis, es decir, ciertamente las Palabras de Dios no pasarán. Realmente el Señor está hablando acerca de la eternalidad de las Palabras de Dios, por lo tanto, estarán presentes las Palabras de Dios aun en la eternidad. El tiempo del verbo, no pasarán, subjuntivo pretérito, habla concretamente acerca de la imposibilidad que habrá un tiempo en que las Palabras de Dios pasarán.


El Señor Jesucristo enseña enfáticamente que ninguna de las Palabras de Dios pasarán, aun cuando el cielo y la tierra pasarán. Las Palabras de Dios, que fueron dadas por los santos hombres de Dios, están existentes y disponibles para cada generación. No creer esto es negar abiertamente la enseñanza del Señor y Salvador Jesucristo, el Autor de las Escrituras. El mismo será su Juez y Sus mismas palabras le van a juzgar en ese tiempo (Juan 12:48).


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo