¿Qué Enseña el Señor Jesucristo en Mateo 5:17-18 acerca de Preservación?


¿Qué Enseña el Señor Jesucristo en Mateo 5:17-18 acerca de Preservación?


Marzo 30, 2009

por Garry Castner


Mateo 5:17-18, “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo sea cumplido”.


En este pasaje el Señor Jesucristo indica la preservación de la porción más pequeña del texto hebreo, la jota y la tilde. Son porciones de las letras mismas que hace distinguir una palabra de otra. El Señor está declarando aquí que ninguna porción de la Ley dejará de existir hasta que todo sea cumplido. El afirma que es una imposibilidad que esto ocurra.

La autoridad del Antiguo Testamento depende de las palabras y las palabras a su vez dependen de los consonantes y los vocales que la componen. La aserción de Jesús es que la inspiración y la preservación se extienden hasta los mismos consonantes y los vocales. También tendríamos que aceptar que los masoretas no inventaron los puntos de los vocales sino los preservaron como fueron dados por Dios.

1 Corintios 2:13 declara, “lo cual también hablamos, no con palabras que enseña la humana sabiduría, sino con las que enseña el Espíritu Santo, acomodando lo espiritual a lo espiritual”. Este versículo nos enseña que el Espíritu Santo dio las mismas palabras de las Escrituras por inspiración. Dios dio palabras completas con los consonantes y vocales inteligibles. El Señor declara en Mateo 5:19 que somos responsables de cumplir todos sus mandamientos hasta los más pequeños. Pregunta: ¿cómo vamos a poder cumplir los mandamientos si realmente no están presentes completamente o no son realmente íntegros?

La declaración del Señor Jesucristo en Mateo 5:17-18 también confronta un asunto clave del criticismo textual moderno, los variantes producidos por el supuesto Septuaginta LXX (traducción griega del Antiguo Testamento). Pero, vemos que el Señor Jesucristo refirió a texto hebreo y no griego. Además, en Lucas 24:44 el Señor refirió a las tres divisiones del Antiguo Testamento y no a la LXX cuando habló de la Ley, los profetas y los escritos. El Señor hacía esto en varias ocasiones. También, el Señor refirió al primer y el último libro del Antiguo Testamento en el hebreo en Lucas 11:50-51 cuando habló de las muertes de Abel (Gén.4:8) y Zacarías (2 Crón.24:20-22). La LXX termina con Malaquías y no 2 Crónicas. Además en Mateo 4:4 se puede ver que el Señor citó precisamente al texto hebreo de Deut.8:3 y no a la LXX. Lamentablemente, a pesar de la evidencia bíblica, los críticos textuales modernos ponen más énfasis en los variantes de la Septuaginta que el texto Masorético preservado por Dios y autorizado por el mismo Señor Jesucristo.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo