top of page

¿Dejar el tema y evangelizar?


Dejar el Tema y Evangelizar
.pdf
Descargar PDF • 31KB


Muchos hermanos critican la conversación de este tema diciendo que no es edificante, y que debemos estar ganando almas en vez de analizar la historia de la Biblia y sus palabras. ¿Será sabio? ¿Qué dicen las Escrituras?


1. Bibliología es una doctrina.


La palabra doctrina simplemente significa enseñanza. Y si la Biblia enseña algo sobre el tema, entonces esa enseñanza es una doctrina. Hay muchos que opinan que el tema de la música es una preferencia y no una doctrina. Pero la Biblia contiene muchas enseñanzas sobre aquello. Entonces, existe ‘musicología’. También la Biblia nos enseña a vestirnos – ‘vestimentiología’. Y cualquier predicador que quiere enseñar sana doctrina va a enseñar estas cosas. Bueno, ¿existe enseñanzas en al Biblia sobre la Biblia misma? Sí, está la doctrina de inspiración. Está la doctrina del canon de la Escritura. Y después sigue la doctrina de la preservación de las Escrituras. Entonces, Bíbliología es una doctrina fundamental. Y tener una página dedicada a aquello es sano y edificante.


2. No debemos ser ignorantes en ninguna doctrina.


Las Escrituras nos instan a no ser ‘ignorantes’ muchas veces (Rom. 11:25; 1 Cor. 10:1; 1 Tes. 4:13; 2 Pedro 3:8). La clave en esta discusión es equilibrio. Obviamente no debemos pasar todo nuestro tiempo estudiando bibliología. Sin embargo, tampoco podemos pasar todo nuestro tiempo evangelizando. Eso es lo que dice el ecuménico, “Olvidémonos de las doctrinas para evangelizar.” En algún momento un pastor o evangelista tiene que equipar y entrenar a los hermanos que son llamados a obra. Y ese entrenamiento debe ser equilibrado en todas las doctrinas, aún bibliología. Incluso, cualquier curso de entrenamiento teológico comienza con bibliología. Y ahí está la gran falencia muchas veces en el entrenamiento de los siervos hispanos. Muy pocos realmente tienen la convicción antigua de los bautistas fundamentales concerniente el Texto Recibido, el Texto Masorético, y la preservación providencial de las Palabras de Dios. Han hecho mucha evangelización sin discipular y entrenar a los obreros en forma completa. Así la sociedades bíblicas podían engañar a los jóvenes predicadores hispanos. Aún esto se puede decir de los misioneros que llegaron a los distintos países latinoamericanos. Vinieron preparados para evangelizar, pero no para formar obreros bien equilibrados en su doctrina. Pablo trasnochaba para darles toda la sana doctrina a sus predicadores, no tan solo llevarles a evangelizar (Hch. 20:27, 31).


3. Toda doctrina es edificante.


Cuando una doctrina se conversa en su debido tiempo, es edificante. Hablar de inspiración, preservación, y ver la historia de la preservación de la Biblia da mucha gloria a Dios. También trae mucha madurez a nuestra fe. Aún nos puede llenar de gratitud y asombro viendo la veracidad y fidelidad de Dios. Esto edifica. Obviamente no podemos pasar todo nuestro tiempo en esto. Pero no es ninguna pérdida de tiempo contemplar esto. Yo no estoy escribiendo y estudiando esto todos los días. Incluso, hay semanas cuando no toco el tema. En el púlpito predico de fe, de arrepentimiento, salvación, la iglesia, bautismo, familia, etc. Y la lista es muy larga. No hemos estudiado bibliología en mucho tiempo. Y no tengo planes inmediatos para retomar el tema en mi púlpito. Pero las veces que los hemos estudiado, ha sido de gran bendición.


4. Ignorancia de la doctrina de bibliología es suicidio.


Según Salmo 12, Dios usa su Palabra pura para preservar a su pueblo. El mundo, el diablo, y la carne luchan todos los días para destruir la obra de Dios en la tierra. Es solamente por la gracia de Dios que nos somos consumidos. Parte de esa gracia es el ministerio de la Palabra de Dios que nos trae y nos aumenta la fe. Palabras de hombre no puede aumentar nuestra fe. Por eso, Dios trabaja para proveer Biblias a cada uno de sus hijos que contienen solamente palabras suyas. Si se fija en la citación de Cipriano de Valera en la cabecera de esta página, puede ver que él tenía esta misma convicción. Pero, ¿qué pasa cuando al hombre se le permite cambiar las Palabras de Dios por palabras del hombre? El mismo va a sufrir, y también los que aceptan sus palabras tendrán menos defensa para su fe. Por eso es tan importante, trabajar para entender el tema de la preservación de la Biblia y elegir bien la Biblia que usamos. Dejar que el mundo cambia nuestra Biblia es una invitación al suicidio espiritual. Pero, levemente los revisores de 1862 y 1909 y 1960 cambiaron las Palabras de Dios, y no hubo una pelea como hubo en Inglés. Es tiempo de volver a defender la verdad y no el error.


5. Este tema me encanta.


No puedo negar que este tema simplemente me encanta. Mis títulos están en este campo de estudios. Asistí al Instituto de Traductores Bautistas de la Biblia, donde saqué un Magister en Educación en lingüisticas. Yo no creo que un médico puede ser criticado por enfatizar la medicina sobre la mecánica. El es médico. No creo el abogado sería acusado de desequilibrio por tener una página de web dedicada a leyes.


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page