El Perfil de Tres Ciudades


EL PERFIL DE TRES CIUDADES

Por Dr. Phil Stringer


INTRODUCCIÓN


El conflicto continua en este siglo el cual ha sido llamado “La batalla por la Biblia”. Esta batalla (mas como una guerra) está siendo peleada en varios niveles. Algunos niegan que la Biblia es la Palabra de Dios. Otros niegan que la Biblia es la completa palabra revelada de Dios. Mientras algunos eruditos pelean sobre la inspiración original, y algunos debaten sobre los textos Griegos, otros siguen peleando la batalla de las traducciones Inglesas.

Entre la confusión de las batallas sobre palabras teológicas y venganza personal, son muchos los que gritan por repuestas. Al mirar el campo de batalla, varios puntos necesitan ser aclarados. En cada nivel, la batalla consiste en si tu y yo tenemos o podemos tener la Palabra de Dios en nuestras manos.

Sí la Biblia sólo contiene las palabras de Dios, pero nadie sabe cuales partes son sus palabras, ¿De qué sirve esto? Y ¿para qué argumentar sobre la inspiración perfecta, sí Dios no ha preservado Su palabra? Y ¿qué de todas las diferentes traducciones? El problema entero se reduce a esto: ¿Podemos tú y yo obtener las palabras puras de Dios?, y si así es, ¿dónde están?

Otro punto que debemos señalar es que esta batalla por la Biblia es muy importante. Nada es más importante que si podemos o no adquirir la verdad de Dios. Si la Palabra de Dios no es nuestra fuente de verdad absoluta, ¿qué es, entonces? Hemos sido dejados con una bolsa vacía.

Mas los que reclaman lealtad hacia la Biblia no pueden hacer suficiente para debilitar su poder. Eruditos diluyen el texto de la Biblia. Publicadores salen con biblias mejores-que-nunca cada vez. Predicadores se toman la libertad de corrigen las palabras de un Dios viviente. Y los hombres jóvenes van a los seminarios (o cementerios) para ser enseñados sobre las "imperfecciones" en la Palabra de Dios.

Nadie reclama tener una pintura de Rembrandt que contiene la obra de Rembrandt. O tienen una pintura por Rembrandt o no tienen. Aún una imitación cuidadosa es sin valor al lado de la genuina. Asimismo, o tenemos la Palabra de Dios, o no la tenemos. La Palabra de Dios, por razón de Su mismo carácter debe ser totalmente pura, una Palabra impuro no puede ser la Palabra de Dios, entonces. La palabra de Dios es incorruptible (1 Ped. 1:23). Esto quiere decir que la Palabra de Dios es completamente pura (Prov. 30:5). Otras formas de material impreso (impresos de sermones, folletos, biblias corruptas, etc.) pueden contener porciones de la Palabra de Dios, pero no pueden ser las Palabras de Dios.

Sí, esto es toda una batalla. Y esta batalla es importante. Pero un tercer punto necesita ser hecho. Esta batalla no es nueva. Desde el huerto del Edén, cuando Satanás negó la Palabra de Dios y Eva la cambió, corregir la Biblia ha sido uno de los hábitos favoritos de los hombres.

Tome, por ejemplo, el texto del Nuevo Testamento. Su alteración no ha sido sólo la obra reciente de hombres ligeros con anteojos gruesos acercándose a los manuscritos antiguos. No, las corrupciones más grandes del texto del Nuevo Testamento ocurrieron durante los primeros dos o tres siglos después que fue escrito. Para el fin de este siglo, la gran mayoría de aquellas disertaciones habían sido ya escritos y los diferentes textos Griegos de hoy habría sido formados. Estos siglos, durante los cuales los principios de batalla fueron establecidos, fijan el tiempo para El Perfil de Tres Ciudades.


El Perfil de Tres Ciudades


El perfil de tres ciudades es una historia de intriga y decepción - una que pone las fuerzas de Dios y de Satanás en una lucha sobre la integridad de la Biblia. Esta batalla sobre La Palabra, la cual comenzó en el bello huerto del Edén, todavía ruge hasta hoy con un siempre creciente furor. Las iglesias de Dios, los hombres de Dios y el pueblo de Dios no puede quedarse neutral cuando los asuntos son tan demasiados importantes. Sin embargo, muchos, parece, que han determinado vivir sus vidas espirituales como desertores.


El Prinicipio de Preservación


Antes del despliegue de ésta historia, dos principios importantes necesitan entenderse. El primer principio es que Dios ha prometido, sin excepción, preservar, no solamente la Palabra que ha dado a los hombres, sino también las palabras. Su promesa es confirmada cada vez que Dios nos manda leer, memorizar, meditar, aprender u obedecer las palabras que Él nos ha dado. En ningún lugar en la Biblia sugiere Dios la posibilidad de que nosotros no tendremos Sus palabras. La promesa de preservación es declarada así en Salmos 12:6,7: "Las palabras del Señor son palabras puras: como plata refinada en un horno de tierra, purificada siete veces. Tu las guardarás, o Señor, tú las preservarás de esta generación para siempre" (1).

Este pasaje demanda responsabilidad de los Cristianos de hoy en día. Según Dios, Sus palabras son preservadas puras. Si son preservada, entonces necesitamos encontrarlas y creerlas sin corregirlas.


____________________________________________


1) Este versículo ha sido traducido directamente de la versión "Rey Jaime" de 1611 de Ingles.

El Principio de Corrupción


El segundo principio que debemos entender es que muchos "corromperán la palabra de Dios", como fue dicho en 2 Cor. 2:17. Pablo nos advirtió contra adulterar “la palabra de Dios" (2 Cor. 4:2). Esta mala práctica de corrupción nos asegura del hecho de que muchas copias corruptas de la Palabra de Dios han sido y serán hechas. El hombre que reclama que todas las biblias son la palabra de Dios o no sabe el principio escriturario de corrupción o lo niega. Corromper las palabras de Dios no es una excepción o simplemente un accidente; es una industria, o negocio.


La Unidad de la Palabra de Dios


Estos dos principios tomados juntos demuestran otra importante verdad. Ya que Dios en Su poder está preservando Su Palabra, y el diablo y sus fuerzas están corrompiendo la Palabra, la Biblia no puede ser vista o tratada como cualquier otro libro antiguo. Podemos aplicar la crítica textual a La Iliada de Homero, Pero ¡No podemos aplicarla a la Palabra de Dios! Mientras errores en las obras de Homero no son importantes, los errores en la Palabra de Dios pueden enviar una generación de seres humanos al infierno. A menos que el poder preservador y la influencia corruptora de Satanás se tomen en cuenta, la evidencia de manuscritos no es más honesta que los políticos de años pasados.

Las biblias modernas existen en incontables formas porque cambios intencionales fueron hechos en copias de la Palabra de Dios por los que no creía su enseñanza. Claro, los eruditos modernos dicen que ningún cambio en las biblias modernas afectan doctrinas importantes. Pero, cada cambio hecho en la Palabra pura afecta doctrina porque “toda escritura es dada por inspiración de Dios, y es útil para doctrina” (2 Timoteo 3:16). Cuando cualquier pasaje pierda esta utilidad, entonces la Palabra de Dios no mas es pura.


Las Tres Ciudades Introducidas


Con estos principios dichos y explicados, la historia ahora puede comenzar. Un perfil de tres ciudades inicia en el imperio romano durante el tiempo de Cristo. Las tres ciudades (Roma, Alejandría y Antioquia) fueron las tres más grandes y más influyentes ciudades en el imperio romano. Sin embargo, para el cristiano, la influencia en lo concerniente a la corrupción y preservación de la Biblia es de mucha mayor importancia. Como la capital del imperio romano y la ciudad más grande del imperio, Roma reinó el mundo antiguo. Roma enfatizó forma, legalismo y tradición. Por la tradición, Roma se hizo el centro de la adición o añadidura a la Biblia. Los Apócrifos son un ejemplo de como Roma añadió a las escrituras. Desde Italia, Roma dominó la teología y la vida espiritual del sur de Europa y el norte de África.

Alejandría, Egipto, la segunda ciudad más grande, fue la capital en ciencia, educación y erudición. Grandes mentes gravitaron a Alejandría. Esta ciudad natal de Filón y Orígenes, dominó la teología los alrededores de Egipto y Palestina. Como es la práctica de la erudición moderna, Alejandría substrajo de la Palabra de Dios. El texto Alejandrino aún es la base de muchas corrupciones de biblias modernas.

La tercera ciudad más grande del imperio era Antioquia de Siria. Ubicada en el Este, Antioquia dominó las regiones de Siria y Asia Menor, las tierras de las obras tempranas de los apóstoles. Antioquia fue conocido por su lujo y sabor cosmopolitano, pero también por una interpretación literal de las escrituras. Aunque se le da poca importancia por la erudición de hoy, el texto Sirio fue el texto usado para traducir la versión de 1611 de la Biblia "Rey Jaime" en Ingles. (Y también de la Biblia de 1602 de Valera en Español).

Estas tres ciudades ubicaban en tres países importantes en tres diferentes continentes. Ellas representan las tres principales razas. ¿Por qué son tan importantes? ¿Cómo se hicieron estas ciudades tan influyentes en la transmisión histórica del texto bíblico? Estas preguntas y otras serán contestados en el siguiente texto. Pero, nunca olvide que Dios prometió preservar Su Palabra. Nuestro interés más grande no debe ser juzgar o criticar la Palabra, sino hallarla, luego leerla, estudiarla, memorizarla, obedecerla, enseñarla, predicarla, y si necesario, morir para ella.


Alejandría


La Historia de Alejandría


Ubicada en el Mar Mediterráneo en el país de Egipto en el continente de África, Alejandría es todavía una ciudad activa. Este gran puerto marítimo se encuentra en la área conocida en las escrituras como "la tierra de Cam" (Sal. 105:23). Alejandro el Grande fundó esta ciudad en 332 a.C. durante su conquista del mundo. Rápidamente llegó a ser la más grande metrópolis del mundo antiguo, alcanzando una población estimada de un millón para el siglo primero a. C. En el tiempo de Cristo, la ciudad fue sobrepasada sólo por Roma. Bajo el reinado del Egipcio Ptolemies, Alejandría se hizo el centro científico y literario del mundo. Su universidad moldeó mucho del pensamiento filosófico de ese tiempo. La famosa biblioteca de Alejandría contenía medio millón o más de libros y rollos. Vigorosamente perseguidos fueron los estudios de matemática, astronomía, poesía y medicina. Alejandría fue una ciudad Griega por fundación y pensamiento; pero por la mente abierta de la ciudad, llegó a ser conocida por su colección cosmopolitana de las religiones y filosofías del mundo conocido. Fue en este medio ambiente que el teólogo Judío Filón primeramente mezcló Judaísmo y Platonismo para establecer el acercamiento alegórico al Antiguo Testamento.


La Escuela en Alejandría


En la practica, Filón (20 a.C.) fue más un filósofo Griego que un teólogo Judío; por eso su influencia más grande no fue en el pensamiento Judío. El deseaba usar el Antiguo Testamento para apoyar su filosofía griega. Por lo tanto, él estableció un sistema de interpretación alegórica (espiritualización de la escritura), a fin de hacer que la escritura dijera cualquier cosa que él deseara. Él enseñó que el mensaje escondido, o el significado más profundo de un pasaje de la escritura era muy superior al significado sencillo, literal. Su interpretación alegórica se hizo una fuente de ideas para la escuela de Alejandría de pensamiento cristiano en los siglos dos y tres. Esta escuela teológica fue establecida en Alejandría en el segundo siglo después Cristo por un hombre llamado Pantaenus y fue continuada por Clemente de Alejandría. La escuela elevaba la filosofía griega y dio énfasis a la interpretación alegórica de las escrituras. La escuela se hizo conocida por su erudición y filosofía y después fue traída a gran prominencia por un hombre llamado Orígenes (quien vivó 185-254 d.C.).


La Influencia de Orígenes


En muchas historias de la iglesia, Orígenes es exaltado como uno de los más grandes eruditos de la biblia de todo los tiempos. En este libro, el genio mental y el fervor religioso de Orígenes no son puestos en duda, sólo su conocimiento de la verdad bíblica y su relación espiritual con Dios. Orígenes sólo poseyó un abrigo y no zapatos, raramente comía carne, nunca bebió vino, pasaba mucho de la noche en estudio y oración, y durmió en el piso sin cama. Esto ciertamente demuestra su fervor y devoción religioso. Por el otro lado, por causa de su doctrina, Orígenes es ciertamente in merecedor de su reputación como un gran erudito de la Biblia. Él enseñó que el Padre era la causa originadora del Hijo, y que el Espíritu Santo fue subordinado a y criado por el Hijo. Él creía en la necesidad del bautismo para la remisión de pecados y aprobaba el bautismo de niños. Él enseñaba que los condenados y los demonios serían traídos a sujeción voluntaria a Cristo después que fueran suficientemente castigados. Orígenes desarrolló un método formal de interpretación de las escrituras Neotestamentarias por la aplicación de los principios de interpretación alegórica de Filón. Fue así, como él pudo apoyar todas las doctrinas antes dichas y más.

Los teólogos y eruditos que rechazan el método de Orígenes de interpretación alegórica y sus conclusiones doctrinales muchas veces reclaman que su mérito reside en su trabajo en la crítica textual. Él es famoso por sus labores para producir un texto correcto de la Biblia en Griego. Sin embargo, ¿será posible que las doctrinas falsas de Orígenes afectaran su crítica bíblica? Dos ejemplos deberían bastar. Mientras editaba el texto del Nuevo Testamento, Orígenes sacó la palabra "carpintero" de Marcos 6:3, porque él no creía que debería de estar allí. El también removió el mandamiento "Amarás a tu prójimo como a ti mismo" del pasaje en Mateo 19:16-22 por que él no podía explicar lógicamente su presencia y dijo que alguien tuvo que haberlo añadió. Cuantas veces Orígenes aplicó este método de corrección de la Biblia sólo Dios lo sabe.

El texto Griego que se formaba en Alejandría durante el tiempo de Orígenes llegó a ser conocido como el texto Alejandrino. Este texto es representado básicamente por dos manuscritos: El Sinaítico (encontrado por el hombre Tischendorf en 1844 en un monasterio ortodoxo Griego cerca del monte Sinaí) y el Vaticano (descubierto en la biblioteca del Vaticano en 1481). Estos manuscritos son la base para la mayoría de las sustracciones hechas en las biblias Inglesas desde 1611 (cuando vino el Rey Jaime de los manuscritos puros). Porque Orígenes apoyaba los pasajes que componen el texto Alejandrino, los eruditos le miran a él como uno de los testigos más importante del texto corrupto que es usado para traducciones modernas de la Biblia. Después que Orígenes murió, Alejandría continuó teniendo gran influencia en el texto del nuevo testamento. No obstante, el texto de Alejandría es aceptado por la mayoría de los eruditos como el que es más cerca a los originales.

Alejandría es mencionada muy poco en la Biblia, pero estas referencias enseñan mucho al estudiante Bíblico sobre que dirección que tomaría esta ciudad. Su comercio y negocio por naves son evidentes por la evidencia de la nave que llevó a Pablo de Cesarea hasta Roma para ir al juicio eran naves de Alejandría (Hechos 27:6; 28:11). La oposición de Alejandría contra la doctrina verdadera es demostrada por los Judíos de Alejandría que fueron hallados en el templo disputando con Esteban (Hechos 6:9). Pero el pasaje mas revelador sobre Alejandría se encuentra en Hechos 18:24 donde "un cierto Judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las escrituras, vino a Efeso". Este era un hombre que era bien elocuente en su discurso y tuvo mucho conocimiento de las escrituras, pero sólo conocía "el bautismo de Juan" (vs. 25). Por esta razón, Aquila y Priscila, convertidos del apóstol Pablo, "le tomaron, y le declararon más particularmente el camino de Dios" (vs. 26). El alto grado de instrucción y conocimiento de Apolos confirma el énfasis en la escolaridad en su ciudad natal. No obstante, sus lapsos en conocimiento bíblico y errores doctrinales, también apuntan hacia los problemas característicos de Alejandría. Estos problemas continuaron en Alejandría por todo el periodo de la historia de la iglesia. Las antiguas copias de los manuscritos del Nuevo Testamento que fueron influenciados por los eruditos de Alejandría, se caracterizan por sus omisiones de versículos y frases doctrinales importantes. Estas omisiones no son errores -- la escolaridad siempre substrae de la Palabra de Dios.

Para un ejemplo de sus substracciones, examinemos el pasaje de Marcos 16:9-20. Este pasaje se omite en los manuscritos Sinaítico y Vaticano. Por esto, en las versiones más recientes, o se omite, o notas marginales cuestionan su lugar en el texto divino. Sin embargo, estos versículos se encuentran en todos los manuscritos Griegos excepto en los dos antes mencionados y en todos los manuscritos Latinos excepto uno. Los manuscritos Sinaítico y Vaticano fueron escritos entre los años 325-350 d.C Pero aproximadamente 150 años antes que Marcos 16:9-20 fue sacado de estos manuscritos, el pasaje era citado como escritura por algunos escritores: Justino Mártir (c. 150), Tatiano (c. 175), Irineo (c. 180) y Hipólito (c. 200). Así la evidencia de la mayoría de testigos y las citas más antiguas, ambos dan prueba y testimonio irresistible de que el pasaje es parte de las palabras de Dios. ¿Por qué, entonces, los eruditos aún prefieren omitir estos versículos? Evidentemente porque aún prefieren seguir la escolaridad Alejandrina.


Conclusión


Alejandría se hizo el centro del mundo en educación y escolaridad. Aquí, ambos, Judaísmo y Cristianismo, trataron de mezclar su pensamiento con el Platonismo Griego. Pronto, la sabiduría humana tomo lugar sobre las palabras de Dios, y los eruditos usaron sus interpretaciones alegóricas para de la Biblia lo que ellos ya aceptaban como verdad. Sin embargo, esto no fue suficiente. La ciencia de la crítica textual tenía que ser desarrollada para sacar de las escrituras frases o pasajes que eran ofensivas a sus propias doctrinas. Por lo tanto, Alejandría se hizo el lugar conocido por su substracciones de la Palabra de Dios.


Roma


Información básica


Roma esta situada en el país de Italia en el continente de Europa. La fecha de la fundación de la ciudad de Roma es desconocida. En el mundo antiguo y en el mundo cristiano, la más grande influencia de Roma fue en las áreas de forma y organización. Esta influencia ya aumentaba ocho siglos antes de Cristo. Roma logró control sobre la península de Italia cerca de 275 a.C. Por 133 a.C., Romo gobernó un imperio mundial desde España hasta Siria. En el tiempo de Cristo, Roma fue la ciudad más grande en el mundo (población: 1.2 millones) y fue la capital del Imperio Romano. Eventualmente se hizo el centro de la iglesia Católica Romana y desde 1871 ha sido la capital del país de Italia.


Mención Biblica


La ciudad de Roma es mencionado por nombre nueve veces en la Biblia. De estas nueve referencias, debemos prestar atención especial a la mención en 2 Timoteo 1:17. El apóstol Pablo escribió 2 Timoteo mientras estaba encarcelado en Roma, y en su epístola, él alaba a un hombre llamado Onesíforo porque él le dio refrigerio, y “no se avergonzó de mi cadena: pero antes estando él en Roma, le buscó diligentemente, y le halló" (2 Tim. 1:16-17). Roma fue, entonces, conocido como un lugar que perseguía a los cristianos. Cuando Constantino declaró el cristianismo como la religión del estado, esta persecución no cesó. Los que se paraban por su fe, todavía sufrían en las manos de la creciente iglesia-estado.

Se necesita prestar mucha atención a la referencia indirecta a la ciudad de Roma en el libro profético de Apocalipsis o Apocalipsis. El capítulo diez y siete habla sobre una madre de rameras quien será embriagada con la sangre de los santos. Ella claramente es la religión mundial que engañará a multitudes durante la gran tribulación. La mujer se dice ser "la ciudad grande que tiene su reino sobre los reyes de la tierra" (Rev. 17:8). La identificación de la ciudad se ve en el verso nueve cuando dice, "Las siete cabezas son siete montes sobre los cuales se asienta la mujer". Una y otra vez Roma es identificada por los historiadores antiguos como la ciudad de las siete colinas o siete montes. Así que, Roma será el centro de la única religión mundial del futuro.


Desarrollo Doctrinal


El desarrollo doctrinal de Roma se puede fácilmente ver por el estudio de tres hombres. Aunque estos hombres no fueron nacidos en Roma, ellos influyeron grandemente la ciudad al promover la posición de la supremacía Romana, por traducir la biblia católica romana, y por establecer el método Romano de interpretación de la Biblia.

El primer hombre, Cipriano (195-258 d.C.), hizo mucho para desarrollar la doctrina de la supremacía Romana. Durante los primeros siglos después Cristo, las iglesias de varios ciudades grandes fueron elevadas a posiciones altas de respeto y autoridad. Roma fue sólo una de estas ciudades. Sin embargo, Cipriano enseñó la doctrina de la supremacía de la iglesia Romana sobre las otras iglesias. También proclamó que cualquiera afuera de la iglesia católica estaba perdido y esto abrió camino para el monopolio de la salvación. Las enseñanzas de Cipriano después fueron usadas por el catolicismo romano para establecer su tremenda fuerza política sobre la mayoría de los cristianos durante la edad media.

El segundo hombre, Jerónimo (340-420 d.C.), es importante por su influencia sobre la Biblia. Él vivió como ermitaño por algunos años. Después (con la ayuda de algunos mujeres benefactoras) él comenzó una monasterio en Bethlehem. Él promovió vigorosamente la abnegación de sí mismo, el celibato de la clerecía y la adoración de María. Cerca de 382 d.C. el Papa Dámaso le comisionó para traducir el Nuevo Testamento al Latín. Él usó la obra de Orígenes para ayudarse en su traducción, la cual después fue aceptado como la biblia oficial Católica Romana. Copias de la ya existente Antigua Vulgata latina, la cual concordaba más de cerca con el texto verdadero, fueron desechadas y muchas veces destruidas. La Vulgata Latina de Jerónimo triunfó a expensas de las copias puras de la Palabra de Dios.

El tercer hombre, Agustín (354-430 d.C.), fue obispo de Hippo, Norte de África, para muchos años. Aunque no hay espacio para hablar sobre su doctrina, no obstante, su método de interpretación debe ser considerado. Él estableció lo que después llegó a ser conocido como el tipo de interpretación occidental el cual enseña que la escritura debe conformarse a la interpretación de la iglesia. Por lo tanto, él guió el camino para la iglesia Católica Romana de requerir que la interpretación bíblica debe adaptarse a la tradición de la iglesia. En algunas maneras los Romanos pueden compararse a los Fariseos de los cuales Cristo dijo, "habéis invalidado el mandamiento de Dios por vuestras tradiciones" (Mateo 15:6). Algunas de las ideas no escriturales de la iglesia católica romana (como monasticismo y bautismo de bebes) pueden haber sido desarrolladas en Alejandría, pero fueron establecidos como tradiciones permanentes de Roma.


Corrupción Biblica


Aunque la escolaridad de Alejandría substrajo de la Palabra, la tradición Romana añadió a la Palabra. Por opuestos que estas parezcan, los dos movimientos se juntaron en el desarrollo de las biblias católico romanas. Roma tomó la corrupta Biblia de Alejandría y le añadió sus tradiciones. Esto resultó en las biblias corruptas que aún tenemos con nosotros.

La práctica permanente del catolicismo romano ha sido poner su tradición sobre la Palabra. Sin embargo, esta práctica fue hecha un dogma en el concilio de Trento en 1546. Este concilio declaró que los libros apócrifos junto con la tradición no escrita deben ser recibidos y venerados como la Palabra de Dios. Al elevar la tradición, la Palabra de Dios fue rebajada. En verdad, esto hace la Palabra de Dios sin efecto.

La tendencia de añadir a la Palabra de Dios se puede ver en los dos manuscritos más influyentes del siglo pasado: el Vaticano y el Sinaítico. El manuscrito Vaticano fue descubierto en la biblioteca del Vaticano en el año 1481. Fue descartado por los eruditos Griegos, pero fue elevado por Westcott y Hort en la traducción de la Versión Revisada en Inglés en 1881, cuatrocientos años después de su descubrimiento. Este manuscrito añade "La Epístola de Bernabé" y también los libros apócrifos al texto del Nuevo Testamento. El manuscrito Sinaítico fue encontrado en el monasterio de Santa Catarina bajo el monte Sinaí en 1844. Contiene el "Pastor de Hermes" y "la Epístola de Bernabé" en su texto Nuevo Testamentario. Esta tendencia de añadir a la Palabra de Dios también se puede hallar en la Versión Nueva Americana Estandarte de la biblia en Inglés. Ubicado al fin de Marcos en letras mayúsculas se encuentra la palabra ADICION después de la cual sigue un párrafo corto. Una nota marginal explica que pocos manuscritos manuscritos recientes y versiones contienen este párrafo. Absolutamente ninguna indicación es dada de si esto es la Palabra de Dios o no.


Conclusión


El Nuevo Testamento fue corrompido por hombres que afirmaron estar corrigiéndola antes de que todos los libros Neotestamentarios fueran escritos (2 Cor. 2:17. Estos siempre han sido y siempre serán los que "adulteran las palabras de Dios sin vergüenza” (2 Cor. 4:2). Los dos motivos más grandes para cambiar la Palabra de Dios son Escolaridad y tradición. Escolaridad, como se encuentra en Alejandría, usualmente sustrae de la Palabra de Dios, mientras que la tradición, como se encuentra en Roma, usualmente añade a la Palabra. Estas dos influencias explican de donde vienen las biblias corruptas de nuestros días. El estudio bíblico, por lo tanto, llega a ser un proceso de elecciones múltiples. Si le gusta, déjalo como esta. Si no le gusta, quítalo. Si tú lo quieres, pero no esta en el texto, añádelo. ¿Para qué permitir que la Biblia nos cambie, cuando podemos cambiar fácilmente Biblia?

Pero, ¿Qué de la Palabra pura de Dios? ¿No hay una biblia preservada en existencia? La repuesta es ¡Sí! Dios no se ha dejado sin un testigo absoluto de la verdad. ¡El ha preservado su Palabra! En el siguiente capítulo consideraremos el poder de preservación y como Dios usó Antioquia de Siria y las áreas de alrededor de Siria y Asia Menor para guardar su Palabra de la influencia corruptora del hombre.


Antioquía


Importancia Historica


Antioquia esta ubicada en Siria en el conteniente de Asia. Los habitantes nativos de Antioquia son descendientes de Sem, uno de los hijos de Noe, por Aram (Gen. 10:22). Note, por favor, que Dios no usó los Jafetitas de Europa ni los Hamitas de África para preservar Su Palabra. El usó los Semitas de Asia de los cuales Noe profetizó, "Bendito Jehová el Dios de Sem" (Gen. 9:26). Esta escritura muestra que Dios va a usar los Semitas por toda la historia en una manera especial. Él estableció su nación escogido, la nación de Israel, por Abraham quien fue un descendiente de Sem. Él ofreció salvación a los seres humanos por los Judíos, por que Cristo declaró: "la Salvación es de los Judíos" (Juan 4:22). Él también se reveló a si mismo a los seres humanos en la Biblia la cual fue escrita por Judíos y dada a los Judíos (Rom. 3:1-2). Si el pueblo escogido de Dios, su oferta de salvación, y Su Palabra escrita, vinieron por los hijos de Sem de acuerdo con la profecía de Noe, ¿Por qué no usaría Dios los hijos de Sem para preservar Su libro también? Los Sirios de Antioquia eran los Semitas que Dios usó para preservar Su Nuevo Testamento durante el primer siglo después que fue escrito.

Antioquia tiene una gran influencia en la área de Asia Menor y en Siria. En esta área se dieron los avivamientos más grandes y el evangelismo más extensivo. La mayoría de libros del Nuevo Testamento fueron escritos o recibidos en esta parte del mundo. Por Su providencia maravillosa, Dios colocó a Antioquia en un lugar especial de importancia. Antioquia se hizo el centro de los cristianos que creyeron en la Biblia y de la preservación bíblica.

Mucho se puede saber sobre el maestro bíblico o grupo cristiano por examinar su acercamiento al interpretar escritura. Lo mismo es verdad en el estudio de Roma, Alejandría y Antioquia. Roma tomó la manera de interpretación eclesiástica. En otras palabras, que las tradiciones pasadas de la iglesia y los teólogos determinan el significado del pasaje.

Alejandría optó por la interpretación alegórica. La escritura debía ser espiritualizada por los eruditos para conformarla a sus creencias filosóficas. Sólo Antioquia tomó la posición de la interpretación literal de las escrituras. De acuerdo con esto, la Biblia quiere decir lo que dice y dice lo que quiere decir. No hay necesidad de cambiar o manipular la escritura porque la Palabra de Dios ya es perfecta. Ahora ¿Quién quiere usted que copie su próximo manuscrito bíblico: Los tradicionalistas de Roma, los eruditos de Alejandría o los literalistas de Antioquia?


Mención Biblica


Con todo lo que podamos conocer sobre un lugar históricamente, la cosa más importante todavía es: ¿Qué dice la escritura? La Ciudad de Roma se menciona nueve veces en el Nuevo Testamento y es caracterizado como un lugar de persecución (2 Tim. 1:15-17). Aunque sólo esta mencionada tres veces por nombre, Alejandría es claramente un lugar de doctrina falsa según las escrituras (Hechos 6:9; 18:24-26). Pero nuestra cantidad de información Bíblica es reservada para la ciudad de Antioquia. Es mencionada por nombre diecinueve veces y es de gran importancia para nosotros hoy en día. En verdad, la iglesia en Antioquia es el más grande ejemplo del cristianismo bíblico en todo Nuevo Testamento.

El establecimiento y ministerio temprano de la iglesia de Antioquia se describe en Hechos 11:19-30. Hechos 13:1-4 narra el llamamiento y envío de los misioneros primeros: Bernabé y Pablo. De estos dos pasajes, aprendemos siete características básicas de la iglesia en Antioquia. Primero, la iglesia de Antioquia era una iglesia predicadora (Hechos 11:20,23). Segundo, era una iglesia que testificó (Hechos 11:21,24). Tercero, era una iglesia que enseñaba (Hechos 11:26; 13:1). Cuarto, la iglesia en Antioquia era una iglesia de servicio: "Los discípulos fueron llamados Cristianos primeramente en Antioquia" (Hechos 11:26). Quinto, era una iglesia dadora (Hechos 11:29). Sexto, era una iglesia que oraba (Hechos 13:2-3). Y séptimo, era una iglesia misionera (Hechos 13:3-4). Siendo fundado sobre estos principios, la iglesia de Antioquia continuó su ministerio bíblico para varios siglos. ¿Porqué entonces alguien lo pensaría extraño el que Dios usara la influencia de Antioquia en preservar las escrituras? Esto es exactamente lo que Dios hizo.


La Preservación Neotestamentaria


Hay como 4,000 o 5,000 manuscritos del Nuevo Testamento en existencia hoy. Han sido clasificado según sus locuciones características por varios eruditos y divididos en familias. Aunque todas las divisiones de manuscritos son hechas por hombres y por lo tanto abierto para la disputa, uno de las divisiones más aceptadas separa los manuscritos en tres familias. Estas familias son llamadas la Occidental, la Alejandrina y la Siria. El texto Occidental esta relacionado con Roma, el texto Alejandrino esta relacionado con Alejandría y el texto Sirio corresponde con Antioquia. Los textos Occidental y Alejandrino, que son la base de la mayoría de las versiones modernas, son representados por un la minoría de manuscritos y corrompen la Palabra pura de Dios. El texto Sirio representa la gran mayoría de textos y, como un todo, preserva la Palabra pura de Dios. Este texto puro es preservado para nosotros hoy en día en Inglés en la versión de Rey Jaime de 1611 (en Inglés se llama "King James").

Libro tras libro se ha sido escrito en los últimos cien años pasados sobre los dos lados del asunto de las diferencias textuales. Pero la pregunta real es si Dios preservó sus palabras o no. Si Él lo hizo, Él hubiera podido usar a cualquiera en cualquier manera, aunque la historia definitivamente nos lleva a Antioquia. Si El no lo hizo, entonces nuestra Biblia está corrompida más allá de toda reparación, y hemos sido dejados sin alguna autoridad final de la verdad. Fuimos dejados ciegos en un mundo oscuro por el pecado y rebelión hacia a Dios. Pero tenemos la palabra pura y preservada de Dios. Abra su Versión del Rey Jaime de 1611 (o su equivalente en español, la RVG---Nota de hno. Carlos Donate) y léala, estúdiela, enséñala, y predíquela. Sus palabras son sin error y sin equivocación. Por lo tanto, podemos proclamar su mensaje sin pedir disculpas.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo