Honorio Espinoza y la RV 1960


Honorio Espinoza y la RV 1960

por Donald Heinz


Calvin George, tanto en sus libros, como en su presentación multimedia en el internet, pinta un cuadro bien amable y conservador de este chileno involucrado en la revisión de la Reina-Valera 1960. Pero ¿merece él tanto elogio de fundamentalistas? Considere estos datos acerca de la historia de Honorio Espinoza conmigo para ver si era un “fundamentalista,” como algunos lo tienen.


Honorio Espinoza fue educado en los Estados Unidos en el Seminario Teológico Bautista del Sur de Louisville, KY. Tres años antes que Honorio llegara allí el famoso Dr. A. T. Robertson era un instructor y profesor de griego e interpretación del Nuevo Testamento. Robertson era un verdadero erudito que hoy es leído en todos partes por su trabajo llamado “Cuadros de Palabras del Nuevo Testamento”. En ese mismo libro leemos la opinión que tuvo ese erudito hacia los textos del Nuevo Testamento.


De Marcos 9:29


“La adición de ‘y de ayuno’ no aparece en los dos mejores manuscritos griegos (Aleph y B).”

Y de Marcos 9:44,46 dice:


“Los manuscritos más antiguos y mejores no dan estos dos versículos. Ellos vinieron de las clases Occidentales y Bizantinos.”

Y del Texto Recibido en Mateo 6:4 dice:


“El Texto Recibido añadió las palabras en tōi phanerōi pero estos no son genuinos.”

Y de Mateo 26:28:


“El adjetivo kaines en el Texto Recibido no es genuino.”

Los profesores del Seminario Teológico Bautista del Sur tenían que firmar un acuerdo que si salieran de la doctrina y orden de ese seminario, tendrían que renunciar su puesto. Es decir, toda la facultad estaba de acuerdo en aquel entonces, y están de acuerdo hoy que el mejor texto para sus clases de griego y de traducción es el Texto Crítico de Eberhard Nestlé.


Otro ejemplo del ambiente “contra-Escritura” es el presidente del seminario, John R. Sampey. Dr. Sampey era profesor del seminario entre 1887-1942, y era presidente entre 1929-42. Durante los años de estudio de Honorio 1937-40, el presidente del seminario trabajaba en el comité de revisión de la Biblia Americana Estándar, una Biblia que ningún bautista fundamentalista usaría. Y Sampey era el responsable de contratar profesores para el seminario.


Además, de estos problemas, Dr. Noel Smith, un fundador de la Comunión de Bíblico Bautistas, expone en un libro (“¿Debe Un Bautista Creyente en la Biblia Apoyo el Programa Cooperativa de la Convención de los Bautistas del Sur?”) varios profesores herejes del Seminario Teológico Bautista del Sur. Uno de los hombres expuestos es el mismo reemplazo de A. T. Robertson, el Dr. Edward A. McDowell. Según una cita directa de su libro “El Significado y Mensaje de Revelación,” Smith demuestra que McDowll era amilenialista. Dr. McDowell, según William Mueller en su libro “La Historia del Seminario Teológico Bautista del Sur” era partidario del Texto Crítico (pg.178). Y McDowell era instructor directo de Honorio.


Y en ese abiente fue criado en el ministerio el Honorio Espinoza. Y cuando los americanos e ingleses de la Sociedades Bíblicas Unidas quisieron juntar un equipo para la revisión de la Reina-Valera de acuerdo con su posición en contra del Texto Recibido, sabían que tendrían en Honorio Espinoza un listo cómplice para lo siguente…


“Los pastores de las iglesias evangélicas en América Latina estuvieron conscientes de la necesidad de una revisión más profunda o de una nueva traducción; pero también reconocieron el problema de las congregaciones muy tradicionalistas que necesitaban ayuda para comprender las dificultades. Por lo tanto, estos pastores convinieron en apoyar al cien por ciento la revisión limitada de la Reina-Valera, teniendo en cuenta que cuando se terminara esta revisión las Sociedades Bíblicas comenzarían una revisión más profunda o harían una nueva traducción.


“Sin embargo, en algunos casos, donde es preferible tener un texto crítico que el tradicional Textus Receptus, el comité hizo leves cambios, particularmente si dichos cambios eran en versículos no muy conocidos donde no sería muy molesto para la comunidad bíblica.”[La Revisión de la RV'60; www.labibliaweb.com]


O sea, Honorio Espinoza fue usado para convencer a los “maleducados tradicionalistas” (fundamentalistas) para demostrar la necesidad de una Biblia más acorde con el Texto Crítico. Y ahora millones de hispanos han aceptado la decepción. Y la decepción es tan completa que algunos tienen a Honorio Espinoza como un fundamentalista antiguo.


Hemos dado a conocer que Honorio Espinoza no era el pilar de fundamentalismo que Calvin George quería que viéramos en su libro “La Historia de la Biblia Reina-Valera 1960.” Ahora he visto más información que confirma esta verdad. David Cloud publicó en su sitio de web una advertencia acerca de A. T. Robertson. Robertson era el director del departamento de interpretación del Nuevo Testamento en el seminario bautista que comenzó John A. Broadus. Y propiamente tal, el diseñó el programa de griego del seminario. Establecimos ya en nuestra primera entrada que Honorio Espinoza fue influenciado por la posición modernista de A. T. Roberson en cuanto a los textos griegos. Robertson promovía abiertamente los textos críticos. Pero Cloud ofrece otros detalles que confirman que, aunque Espinoza afirmaba en escrito ciertas doctrinas fundamentales de la fe, él, sin embargo, mantuvo relaciones con verdaderos apóstatas en la Alianza Mundial Bautista. Espinoza asumió su rol como Vicepresidente de la Alianza Bautista Mundial en una época cuando otros verdaderos fundamentalistas ya se habían retirado del grupo. Considere este párrafo de Cloud en cuanto a la relación de J. Frank Norris con la ABM…


“Cuando J. Frank Norris guió a la Iglesia Templo Bautista de Detroit, Michigan, a retirarse de la Alianza Bautista Mundial en 1935, él notó su ‘liderazgo dominado por modernismo’ como la razón (El F. (sic) Frank Norris Que He Conocido Por 34 Años, pg. 311). Y antes que eso, el líder fundamental A. C. Dixon había intentado pasar una resolución en la Alianza Bautista Mundial afirmando ‘cinco verdades fundamentales de la fe,’ incluyendo la inspiración verbal y el nacimiento virginal de Jesucristo. Una mayoría apóstata de los representantes de la ABM votaron en contra de esta más simple resolución.”

J. Frank Norris es uno de los más conocidos bautistas fundamentales del siglo pasado, habiendo peleado públicamente para las creencias fundamentales de la Biblia aún en los medios de comunicación nacionales en los EEUU durante los prologados debates de modernismo y fundamentalismo. Pero, Espinoza, varios años después que J. Frank Norris se había retirado de la Alianza Bautista Mundial por el hecho de que era una asociación modernista en la mayoría, llegó a ser el vicepresidente del mismo grupo. La evidencia se está amontonando contra el Señor Espinoza. No era tal fundamentalista como Calvin George quiso que creyéramos.


Donald Heinz sirvió como misionero en Chile por mas de 20 años.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo